Suplementos de calcio para las madres que amamantan

Las madres que amamantan no significan una ingesta de calcio significativamente alta para ofrecerle más calcio a sus bebés. Necesitan calcio para recuperar la densidad ósea perdida durante el embarazo. El desarrollo del feto absorbe el calcio de la madre, por lo tanto, ya sea que la madre amamante o no, necesita reconstruir su reserva de calcio. Si las necesidades de calcio de una madre no se pueden cubrir con los alimentos, utilizar suplementos es una buena opción.

Requisitos de calcio para las madres que amamantan

Las madres que amamantan tienen los mismos requisitos diarios de calcio que el resto de las mujeres, estén embarazadas o no. El Institute of Medicine recomienda una dosis diaria de 1000 mg para las madres que amamantan y tienen más de 18 años. Las más jóvenes que esa edad deberán tomar 1300 mg por día. Las madres que consumen lácteos regularmente pueden tomar su ingesta diaria de los alimentos pero las otras tendrán que tomar suplementos de calcio.

Calcio y lactancia

El cuerpo reconstruye el calcio perdido en los huesos durante el embarazo y los primeros meses de la crianza en dos formas. Primero, se excreta menos calcio en la orina y segundo, el bajo nivel de estrógeno en las madres aumenta la absorción de calcio. Es durante este período que las madres que amamantan necesitan reconstruir el calcio en sus huesos. Los suplementos de calcio, por lo tanto, ofrecen mayores beneficios a la madre que amamanta que a otras mujeres porque son absorbidos en mayor medida en esta etapa.

Suplementos de calcio a utilizar

La absorción de calcio mejora cuando hay magnesio presente. La relación ideal entre el calcio y el magnesio para una correcta absorción en un suplemento de calcio es 2:1. Además, como los productos lácteos son una importante fuente de zinc junto con el calcio, es importante elegir un suplemento de calcio que contenga zinc si no consumes lácteos mientras amamantas. Por lo tanto, en lugar de tomar sólo un suplemento con calcio, deberás tomar uno con calcio, magnesio y zinc combinados. Una dosis diaria de 1500 mg es ideal para tal suplemento de calcio, aunque los vegetarianos pueden cubrir su objetivo diario con 600 a 700 mg. Esto es porque los vegetarianos son más propensos a consumir otras fuentes alimenticias ricas en calcio y también porque ellos evitan la carne que contiene fósforo, responsable de reducir la absorción de calcio.

Osteoporosis y niveles de calcio durante la lactancia

Estudios han mostrado que las mujeres que recuperan sus niveles de calcio en los huesos durante la lactancia registran una incidencia menor de fractura de cadera y osteoporosis al final de su vida en comparación con quienes no lo han hecho. Esta renovación de la densidad de los huesos prueba que es esencial para mantener la masa ósea y una alta actividad en los huesos. El uso de suplementos de calcio durante la lactancia es, por lo tanto, esencial para las mujeres que no cumplen con los requisitos de calcio diarios durante ese período.

Más galerías de fotos



Escrito por sheila smitt | Traducido por aldana avale