Suplementos antiinflamatorios para la artritis

El tipo más común de artritis es la osteoartritis (OA), que afecta a 27 millones de estadounidenses, según la Arthritis Foundation. La OA causa la desintegración del cartílago entre las articulaciones, causando que los huesos se rocen entre sí, dando lugar a la rigidez, el dolor y la inflamación. Con el tiempo también puede dañar los músculos, los ligamentos y meniscos. Los suplementos anti-inflamatorios alternativos están ganando popularidad para contrarrestar la inflamación y reducir el malestar asociado con la artritis. Sin embargo, primero debes consultar a un médico.

La glucosamina

La glucosamina desempeña un papel en la formación de cartílago. El más comúnmente estudiado es el sulfato de glucosamina que se deriva de los exoesqueletos de los animales marinos. De acuerdo con la Florida State University, la glucosamina mejora los síntomas articulares y mejora la composición paritaria existente. La glucosamina puede incluso retrasar el proceso de la artritis y posiblemente revertir el daño, pero se necesitan más estudios. La glucosamina tiene algunos efectos secundarios que incluyen náuseas, diarrea, ardor de estómago y posible aumento de azúcar en la sangre. También puede causar reacciones alérgicas en personas que son alérgicas a los mariscos.

El sulfato de condroitina


El sulfato de condroitina de origen natural proviene de cartílago animal.

El sulfato de condroitina de origen natural proviene de cartílago animal. La condroitina funciona en las articulaciones, mejorando el cartílago y por lo tanto los síntomas de artritis, aunque puede tomar hasta cuatro meses antes de generar mejoría. La condroitina no parece mejorar la estructura general del conjunto, pero se necesitan más estudios, afirma la Florida State University. Algunos de los efectos secundarios del sulfato de condroitina incluyen diarrea, náuseas y ocasionalmente, reacciones alérgicas.

Uña de gato

Las hierbas de corteza y la raíz de la uña de gato se han utilizado en América del Sur desde los incas para el dolor artrítico. Un artículo de 2001 en "Inflammation Research: Official Journal of the European Histamine Research Society", cita un estudio usando la uña de gato en 45 personas con artritis de la rodilla. De las 30 que recibieron la uña de gato y no el placebo, el dolor se redujo con pocos o ningún efecto secundario. Esto llevó al estudio a concluir que la uña de gato es una alternativa de tratamiento eficaz para la OA. La uña de gato puede actuar como un diurético, ayuda a relajar los músculos, reduce la presión arterial y actúa como un antioxidante, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center.

Jengibre


La raíz del jengibre se ha utilizado en Asia para tratar numerosas enfermedades desde hace más de 2.000 años.

La raíz del jengibre se ha utilizado en Asia para tratar numerosas enfermedades desde hace más de 2.000 años. El jengibre también se ha utilizado para ayudar a aliviar los síntomas de la artritis. Los componentes activos de este tallo grueso subterráneo con nudos son sus compuestos de aceites y fenol. El "Journal of Medicinal Food", un artículo del 20 julio de 2005, cita estudios que muestran que el jengibre inhibe el proceso inflamatorio y puede incluso tener menos efectos secundarios que los medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos, también conocidos como AINE.

Más galerías de fotos



Escrito por carrie cross | Traducido por luciano ariel castro