Cómo supervisar adolescentes

Los adolescentes imploran privacidad e independencia, lo que significa que supervisar las actividades de tus adolescentes puede no ser la tarea mas fácil. Cuando la respuesta a "¿A donde vas?" es "No lo se", depende de ti el vigilar a tu adolescente y asegurarte en donde está, quién lo acompaña y que es lo que hace. Utilizando nuevas herramientas y viejas técnicas de la escuela para padres tendrás una mejor oportunidad de saber que es lo que hace tu adolescente, aunque él no te este dando la información.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Permite a tu adolescente tener un celular, pero solo mediante ciertas condiciones. Tu adolescente debe permitir que revises su teléfono en cualquier momento, incluyendo textos e imágenes y debe responder a tus llamadas. Él probablemente esté tan ansioso de tener uno que seguramente accederá a todas las condiciones que le impongas, y de esta manera puedes llamar y saber de él cuando esté lejos de casa.

  2. Supervisa el uso de la computadora de tu adolescente de maneras diferentes. Puedes instalar un programa de monitoreo en la computadora que te diga las páginas que visita y el tiempo que pasa en linea. También puedes mover la computadora a un área muy concurrida en tu hogar para que siempre puedas ver en qué esta tu hijo o agregar a tu adolescente en las redes sociales para que puedas ver cómo se comporta en linea y prevenir malos hábitos como compartir información personal.

  3. Haz un esfuerzo para conocer a los amigos de tu hija adolescente, como sugiere el Centers for Disease Control and Prevention. Invítalos a tu casa para que sepas con quién pasa el tiempo. Haz de tu hogar un lugar agradable para tu adolescente y sus amigos y tendrás una mejor oportunidad de tener un ojo en las actividades de tu hijo.

  4. Haz arreglos para que tu adolescente forme parte de actividades que sean supervisadas por adultos, sugiere el Cornell University Cooperative Extension. Cuando tu adolescente esté ocupado en los grupos, deportes o en otros grupos supervisados por adultos, sabes que esta en buenas manos y que puedes hablar con los tutores líderes regularmente para ver como le va en un grupo grande.

  5. Conversa con tu hijo regularmente. Ya sea cenando juntos, durante el camino a la escuela o en una cita semanal, haz tiempo para que tus adolescentes se abran contigo mientras platican. Pregunta cosas que inspiren a conversar, como qué es lo que mas le gusta de su escuela o qué es lo que haría en una hora libre. Esto te ayuda a supervisar el humor de tu hijo, intereses, vida social y aspiraciones yendo directo a la fuente.

Consejos y advertencias

  • Evita supervisar a tu adolescente sin avisarle primero. A menos que sea absolutamente necesario, espiar envía un mensaje de que no confías en él. Déjalo como ultimo recurso y en vez trata otros métodos de verificar y supervisar las actividades y comportamiento de tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por karly silva