¿Qué superficie es mejor para saltar la cuerda?

Saltar la cuerda ofrece un intenso ejercicio de cuerpo completo,mejorando efectivamente la aptitud cardiovascular. También es de alto impacto, aumentando las posibilidades de tener calambres en las piernas. Hay muchas superficies en las que puedes saltar la cuerda, como concreto, alfombras, hierba y arena. Mientras te toca a ti decidir cuál es la mejor para tus necesidades, la mayoría de las superficies tienen ventajas y desventajas.

Concreto

El concreto es la superficie más comúnmente utilizada para saltar la cuerda. Es sólido, lo que te permite empujar hacia arriba, mientras que su textura rugosa proporciona un excelente agarre y evita el deslizamiento. Puedes saltar más rápido en el concreto, ya que permite el mejor rebote. Sin embargo, el concreto es muy denso y no proporciona absorción de choque en el aterrizaje, lo que aumenta la posibilidad de sufrir calambres en las piernas.

Esteras

Los atletas, como los boxeadores, normalmente saltan la cuerda en esteras. Éstas proporcionan una excelente amortiguación y absorben la mayoría del impacto en el aterrizaje. Dado que no son firmes como el concreto, las esteras también requieren más fuerza para empujar hacia arriba, proporcionando un entrenamiento más eficaz para tus pantorrillas. En el lado negativo, esta necesidad de aumento de fuerza no te permitirá un ritmo de salto tan rápido, lo que disminuirá los beneficios cardiovasculares.

Pasto

Saltar la cuerda sobre la hierba puede proporcionar muchos beneficios. La falta de apoyo y la superficie algo resbaladiza trabajará los músculos en desuso en las pantorrillas y los pies. El pasto también proporciona una considerable absorción de choque en el aterrizaje. Por otro lado, en la mañana y después de la lluvia, la superficie estará resbaladiza, lo que aumenta el riesgo de lesión.

Arena

La arena es una superficie efectiva para saltar la cuerda. En primer lugar, es suave y se ajusta a tu aterrizaje, reduciendo la fuerza de impacto. En segundo lugar, se requiere una cantidad considerable de fuerza para empujar, pero se compacta en el aterrizaje, lo que te permite saltar a un ritmo rápido. En tercer lugar, su naturaleza inestable incorpora los músculos de las pantorrillas y los pies. Por último, es suave y no causa lesiones en el aterrizaje o caída, por lo que es una superficie ideal para saltar la cuerda. Por desgracia, tienes que vivir cerca de una playa para aprovechar esta superficie.

Más galerías de fotos



Escrito por clayton runner | Traducido por mariana perez