Cómo superar el miedo en la cancha de baloncesto

El miedo puede superar a cualquier atleta. Algunos temen al juego en sí, pero otros temen a las grandes multitudes (enochlophobia). La ansiedad se asocia a menudo con estos problemas, ya que los atletas se preocupan por el juego y el posible fracaso. Esto puede ser un problema para los atletas de cualquier nivel. Mientras un atleta asciende en los niveles de juego, la presión puede aumentar su miedo y ansiedad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

    Relajación

  1. Imagínate que la gente no está allí, creando en tu mente una imagen que se encuentra en un pequeño gimnasio sin una multitud. Solo estás tú, tus compañeros de equipo y oponentes.

  2. Respira profundo. Respirar profundo es una forma de reducir tu ritmo cardíaco. Esto calmará tu sistema nervioso.

  3. Enfoca tu atención en el juego. La mente humana solo es capaz de concentrarse en una cosa a la vez. Al centrarse en el juego puedes eliminar tus pensamientos sobre el miedo a las multitudes.

  4. Da un paso atrás y haz una respiración más profunda cuando te encuentre en una situación de presión, como lanzar tiros libres. Toma el segundo extra para concentrarte y calmarte.

  5. Practica estos pasos repetidamente. El miedo y la ansiedad no son fáciles de superar, por lo que practicar estos pasos va a ayudarte a eliminar tu miedo.

    Combate el miedo

  1. Hazte a ti mismo una serie de preguntas sobre el origen de tu ansiedad. ¿De qué tienes miedo? ¿Es perjudicial? ¿Va a matarte? Al responder a las preguntas serás capaz de atacar tu miedo.

  2. Sal a la cancha. No es dañino y no te mata, pero hay que entender eso. Una vez que estés en la cancha, realiza ejercicios de relajación.

  3. Mira a tus compañeros de equipo y competidores. Ten en cuenta que están disfrutando del juego y que es seguro y divertido. También puedes notar que no eres el único que tiene miedo o ansiedad. Puede ser reconfortante saber que no estás solo.

  4. Habla con alguien, preferiblemente un entrenador, que puede proporcionar apoyo adicional para ayudarte a combatir tus miedos. Hablar con un compañero de equipo con el mismo o un problema similar puede ser reconfortante también.

Consejos y advertencias

  • Si sigues teniendo problemas con el miedo y la ansiedad, consulte a un profesional capacitado para hablar acerca de otras opciones para combatir esto.
  • Hablar con un compañero de equipo puede ser beneficioso, pero ten cuidado en quien confías. Algunos compañeros comentarán sobre tu miedo y se burlarán de ti delante de los demás.

Más galerías de fotos



Escrito por chris demaria | Traducido por lucia ayala