Cómo superar el materialismo y el egoísmo en los niños

Comprarle a tu niño lo que quiere, no haciéndole asumir responsabilidad, respondiendo a todas sus necesidades sin dudarlo y sin importa nada, lo que estás haciendo y enseñándole es a ser un niño materialista y egoísta. Puede ser difícil decirle a tu hijo que no, sobre todo porque quieres ser un buen padre o porque quieres que tu hijo tenga el tipo de vida que tú no tuviste. Sin embargo, criar a un hijo materialista puede tener efectos negativos en su desarrollo, ahora y en el futuro.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

    No fomentes el materialismo de tus hijos

  1. Haz de tus niños tu prioridad, pero no reorganices tu vida para adaptarte a ellos, informa F. Leon Seltzer, Ph.D., un psicólogo clínico y autor. Por ejemplo, si tu hijo quiere un aperitivo mientras estás lavando los platos, puede esperar cinco minutos para que termines. Dejar todo lo que estás haciendo, no importa cuán pequeño, cada vez que tu hijo te pide algo o quiere llamar la atención sólo le enseña que el mundo gira a su alrededor y que sus necesidades son lo primero. Parte de superar el egoísmo es aprender que los sentimientos y necesidades de otras personas son tan importantes como los suyos.

  2. Dile que las cosas intangibles son más importantes que lo tangible para enseñarle a tu hijo que el materialismo es egoísta, aconseja la Dra. Laura Markham, psicóloga clínica. Por ejemplo, si tus hijos piensan que la meta de la vida es tener la mayor cantidad de dinero, la mejor electrónica y la mejor ropa, tienes que hablar con ellos acerca de cómo las cosas materiales son agradables, pero no son necesarias y no hacen feliz a la gente. Pídele a tu niño que se imagine que está en una isla desierta durante el resto de su vida, preferiría que las personas que ama estuvieran con él o preferiría tener esas nuevas zapatillas de tenis caras con él. Esto le ayudará a ver que el amor, la amistad y las relaciones son más importantes que las cosas materiales.

  3. Deja que tu hijo experimente aburrimiento y frustración, informa Seltzer. Puede ser difícil ver a tu hijo así, pero correr a rescatarlo en cualquier momento que parece descontento no le ayudará a superar su egoísmo. Deja que encuentre una manera de entretenerse. Esto le enseña una habilidad importante para la vida, superar sus frustraciones y hacer frente a sus problemas.

  4. Gasta menos dinero y pasa más tiempo con tu hijo, informa Markham. A menudo los padres ocupados sienten que están justificando su incapacidad para pasar tiempo con sus hijos mediante la compra de los regalos y las posesiones materiales. Esto le enseña que el materialismo es más importante que el tiempo y de seguro este no es el mensaje que quieres enseñarle a tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por barbara obregon