Cómo superar el fin de una amistad

Para muchas personas, los amigos son como la familia: han estado presentes en los momentos buenos y malos de la vida. Así que perder a un amigo puede ser tan devastador como un rompimiento romántico, pero a veces los amigos se distancian y dejan de tener cosas en común; desafortunadamente, una amistad también puede terminar por un desacuerdo o una traición. Superar el fin de una amistad requiere tiempo y paciencia, y quizá enfrentar algunas verdades dolorosas sobre ti y tu comportamiento.

Mantente alejado

Ver o hablar con tu ex amigo no te ayudará a superar el fin de su amistad. Puede ser difícil, si tu decidiste terminar su relación y él trata de contactarte con frecuencia. Mantente firme y recuerda las razones por las que la amistad terminó, aconseja Irene S. Levine, Dra. en psicología y autora de "Mejores amigos por siempre: Sobrevivir a la ruptura con tu mejor amigo". Concéntrate en otros amigos y aprovecha las oportunidades que se te aparezcan para conocer nueva gente.

Toma responsabilidad

Aceptar el papel que desempeñaste en el final de la amistad te ayudará a superarlo y a seguir adelante. Culpar a la otra persona por todo sólo te hará sentir más enojado y triste. Piensa cuidadosamente sobre lo que provocó el fin de la amistad y cómo podrías haber actuado, así tendrás una referencia para otros problemas futuros.

Comparte tus sentimientos

No sufras en silencio, si tienes problemas para enfrentar la pérdida de tu amigo. Hablar con otros amigos, familiares o tu pareja de lo que sucedió puede ayudarte a superarlo. Trata de sacar todo de tu pecho sin quejarte o hablar mal de tu amigo, pues no podrás superarlo ni te ganarás la empatía de otras personas respecto a lo que estás pasando.

Dalo por terminado

Después de darte suficiente tiempo para despejarte emocionalmente de esa relación, dala por terminada enviándole un mensaje a tu ex amigo. Escribir cosas negativas en una nota sólo te dificultará el proceso de recuperación. Envíale un mensaje por teléfono, texto o email para que sepa que no tienes sentimientos negativos y que le deseas lo mejor en el futuro; recuerda los buenos momentos que compartieron y cómo tu amigo enriqueció tu vida, sugiere Levine. Recordar esa amistad de modo positivo es mucho más sano que de otro modo.

Más galerías de fotos



Escrito por c. giles | Traducido por diana i. almeida