Sugerencias para planear un campamento familiar

Para algunas familias, un par de noches en una tienda de campaña son unas vacaciones de ensueño. Volver a la naturaleza le da a tu familia la oportunidad de hablar, caminar y jugar sin las interrupciones regulares que enfrenta en casa. Sin un refrigerador o una cocina puede ser difícil preparar y servir las comidas. La planificación hace que sea más fácil organizar las comidas de manera que cuando arrecie el hambre, no tengas que preocuparte por comer alimentos en mal estado o crudos.

Número de porciones

El número de personas que comerán es fundamental en la planificación de una comida de campamento. Deseas asegurarte de que tienes suficiente comida de campamento para todos. Considera la comida que servirás. Si estás preparando un desayuno, probablemente cocines algo diferente que si estás haciendo una cena. Y una comida para muchos va a costar más que una comida para un par de campistas, así que tenlo en cuenta al elegir una comida.

Planificar la comida

Haz comidas sencillas, especialmente para muchas personas, porque quieres asegurarte que la comida se prepara rápido y es algo que todos disfrutarán. Escoge un plato principal y decide qué acompañamientos van con él. Considera tus métodos de cocción cuando armes tu menú. Tener que cocinar en una estufa de campamento debido a las restricciones por incendios o poder cocinar sobre llamas determinará que puedas preparar en el campamento. Anota tu plan de comidas para no olvidar nada cuando empaques y emprendas el camino.

Suministros

Nada arruina un viaje de campamento más rápido que darte cuenta que olvidaste el papel de aluminio o el relleno de los emparedados. Escribe una lista de cada alimento que necesitas empacar y el equipo y los utensilios necesarios para prepararlos y servirlos. Esto incluye ollas, sartenes, cucharas de servir, palos para asar, una rejilla para el fuego, una estufa de campamento, platos de papel y cubiertos de plástico. Incluye aderezos y condimentos, recipientes para las sobras y una nevera para los productos perecederos. Si llevas alimentos enlatados, lleva un abrelatas y no te olvides de las tazas y bebidas. Comienza tu lista con varios días de antelación, para que puedas añadir elementos a medida que te acuerdas de ellos y tachar cada artículo a medida que lo empacas así no llegas al campamento y te das cuenta que has olvidado algo.

Ideas de comidas

Las comidas sencillas y rápidas son ideales para campamentos porque nadie deberá cocinar durante horas y todos pueden comer y volver rápidamente a sus actividades del día. Para el desayuno, piensa en rollos de canela (cinnamon rolls), magdalenas o bagels. Estos artículos no necesitan refrigeración, lo que deja espacio en tu nevera para queso crema y mantequilla para untar por encima a la mañana. Lleva algunas cajas de cereal y un galón de leche en la nevera. Para el almuerzo, empaca pan y papas fritas y echa fiambres, queso y frutas rebanadas en la nevera. Para la cena, cocina pechugas de pollo y vegetales en papel de aluminio sobre el fuego o asa hamburguesas y salchichas en la parrilla. Sirve con papas fritas, vegetales cortados y frijoles de lata.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por frances criquet