Suelas blandas y duras en botas para excursionismo

La diferencia clave entre todas las botas para excursionismo disponibles para la venta son las suelas. Aunque pueden parecer similares, existen diferencias significativas de las que debes estar al tanto. El secreto de las suelas para excursionismo está en su capa media. Entre la parte inferior de goma y el interior de la bota hay capas protectoras que variarán según tu actividad. Es importante comprender las ventajas y desventajas de las botas de suela blanda y duras, para poder hallar las adecuadas para ti.

Partes de las suelas de botas

Existen cuatro partes en la suela de una bota, y cada una juega un rol integral en tu comodidad. La parte inferior de la suela de goma se llama la suela externa. La suela externa puede tener patrones profundos, dependiendo del nivel de tracción que necesitas. Es importante recordar que sólo porque un par de botas tenga una suela externa más rígida que las demás, no es una mejor bota. Las suelas externas más duras pueden ser más duraderas, pero tienen mala tracción en condiciones resbaladizas. La suela media se halla dentro del calzado. Ésta determina la rigidez de la bota y minimiza el impacto contra el suelo. En un "sándwich" entre la suela media y la exterior están los vástagos y placas. Estas capas proveen protección específica. Los vástagos sirven para soportar el peso, y las placas determinan la flexibilidad. Estas capas varían enormemente entre modelos de botas, de modo que es importante aprender sobre los distintos tipos de calzado para excursionismo.

Botas de suela blanda

El calzado para excursionismo ligero y las botas de excursionismo normalmente están construidos con suelas blandas. La razón es que están pensados par aun uso menos extremo que otro tipo de botas. Este calzado es flexible, ligero y cómodo cuando caminas sobre los senderos. Las placas blandas en las suelas medias permiten que el pie rodee las rocas y las raíces de árboles en terrenos desparejos. Las botas con suelas blandas, sin embargo, tienen vástagos más delgados en la suela media y no soportan cargas pesadas, como las de llevar una mochila, con comodidad. Esto no significa que no valga la pena comprar este calzado. De hecho, si sólo realizas excursionismo los fines de semana, las botas con suela blanda son tu mejor opción.

Botas de suela dura

Existen dos tipos distintos de botas de suela dura: las de mochilero y las de montañismo. Aunque ambas tienen suelas duras, el nivel de rigidez varía enormemente. Las botas de mochilero son mucho más fuertes que las botas de excursionismo normales, pero tienen vástagos mucho más fuertes en la suela media para soportar cargas pesadas. Las botas de mochilero aún necesitan ser flexibles y ligeras, pero lo suficientemente fuertes para abordar terrenos difíciles durante un largo período de tiempo. Las botas de montañismo, por otra parte, son las más duras y fuertes que puedas encontrar. Están fabricadas para llevar cargas pesadas, para unirles herramientas como crampones y para soportar condiciones extremas. Usar este tipo de botas en una excursión de un día será incómodo, ya que la falta de flexibilidad lastimará tus pies.

Costo

El precio del calzado de excursionismo ligero va desde US$60 a US$120, mientras que botas de mejor calidad suben en la escala de precios. Las botas de mochilero normalmente comienzan en el rango de los US$150 y pueden salir hasta US$250. Un par de botas de montañismo puede costar desde US$270 hasta US$500. Aunque la diferencia de precio es drástica, es importante que obtengas el calzado adecuado para ti. Si estás planificando un viaje de montañismo en invierno y esperas escalar algunos picos nevados, reducir los costos comprando botas de excursionismo puede causarte lesiones graves. Visita a tu tienda local y discute tus necesidades allí. Tener las suelas adecuadas para tu actividad evitará lesiones y te permitirá disfrutar de tu aventura.

Más galerías de fotos



Escrito por dan cappello | Traducido por mike tazenda