¿Sudar significa que estás perdiendo peso?

Al final de un entrenamiento largo y arduo, el sudor goteando de tu cuerpo podría parecer una insignia de honor, mostrando tu determinación y esfuerzo para lograr la salud y el estado físico. Pero ese sudor en realidad no es un símbolo de tus capacidades para quemar grasa. De hecho, es simplemente el residuo del sistema de enfriamiento de tu cuerpo. Aunque sudar es necesario para ayudarte a lograr la pérdida de peso, en realidad no causa que desaparezcan las libras.

Qué es el sudor

En pocas palabras, la transpiración puede ser considerado el sistema de enfriamiento interno del cuerpo. Durante el ejercicio, la temperatura interna de tu cuerpo sube lentamente. Si tu temperatura permanece elevada por demasiado tiempo, puede tener consecuencias peligrosas en tus órganos. Para evitar esos riesgos, tu cuerpo automáticamente comienza a producir sudor en respuesta a los cambios de temperatura. Una vez que se produce el sudor, deja tu piel a través de pequeños poros. A medida que el sudor se evapora de tu piel, tu cuerpo se enfría levemente. Este proceso continúa a través de tu sesión de ejercicios hasta que tu cuerpo eventualmente vuelve a la temperatura normal.

Pérdida de peso

Siempre que una sustancia es eliminada de tu cuerpo, ya sea que se trate de sudor, residuos, grasa o incluso pelo, perderás algo de peso. Así que la respuesta corta a la pregunta es sí, sudar significa que estás perdiendo peso. No obstante la pérdida de peso causada por la sudoración es sólo temporal. Tan pronto como comes o bebes agua, el peso regresa a tu cuerpo. Para lograr pérdida de peso permanente, tu cuerpo debe quemar la grasa a través del ejercicio. Y aunque una sesión de sudor saludable normalmente es acompañada de una sesión de ejercicio para quemar grasa, el proceso de sudoración no da lugar directamente a la pérdida de peso permanente.

Riesgos

La sudoración excesiva es un método popular de pérdida de peso en la industria de la lucha libre y el boxeo. En algunos casos, la gente literalmente se envuelve en bolsas de basura o hace ejercicio en saunas para estimular la sudoración excesiva. Y aunque el proceso puede darles los resultados temporales que desean, en realidad es bastante peligroso. Aunque el sudor está compuesto principalmente de agua, también incluye electrolitos. Cuando tu cuerpo pierde demasiados electrolitos, puede resultar fácilmente en daños renales, problemas cardiovasculares o la muerte. En algunos casos, las glándulas sudoríparas de tu cuerpo pueden ser incapaces de alcanzar las demandas de tu cuerpo. Cuando esto sucede, es posible que experimentes un golpe de calor o agotamiento por calor, los cuales pueden ser muy perjudiciales e incluso mortales, para el cuerpo.

Consejos de hidratación

Aunque el sudor generalmente es algo bueno, puede conducir a la deshidratación si no pones agua de nuevo en tu cuerpo. Para evitar la deshidratación, bebe al menos 8 onzas de agua de 20 a 30 minutos antes y después del ejercicio. Durante la sesión de ejercicio, bebe 7 a 10 onzas cada 10 a 20 minutos. También puedes tomarte un minuto para pesarte inmediatamente antes y después del ejercicio. Toda pérdida de peso durante tus sesiones de ejercicio no es más que el peso del agua (no la pérdida de grasa) y debe ser reemplazado para evitar la deshidratación. Bebe 16 a 24 onzas de agua por cada libra de peso corporal perdida.

Más galerías de fotos



Escrito por krista sheehan | Traducido por mariano abrach