Cómo sudar para perder grasa abdominal

El estómago puede ser un área difícil para perder grasa. Aunque no se puede reducir la grasa solamente en una parte del cuerpo, una rutina de ejercicio estructurada y una dieta saludable dará lugar a la pérdida de peso en todo el cuerpo, incluyendo el vientre. Sudar en sí no necesariamente equivale a la pérdida de peso, porque puedes sudar en un sauna o en un día caluroso y perder el peso de los fluidos; sin embargo, el sudor producido durante la actividad física moderada o los entrenamientos de alta intensidad indica que estás trabajando duro y quemando calorías para la pérdida de grasa.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Pesas

Instrucciones

    Pierde la grasa abdominal con ejercicios que te hagan sudar

  1. Aumenta la intensidad de tus entrenamientos. Tres a cuatro ejercicios de intensidad moderada por semana harán que sudes mediante la elevación de la frecuencia cardiaca y respiratoria, pero todavía te permitirán mantener una conversación ligera. Los entrenamientos de alta intensidad se hacen a un nivel en el que no se puede mantener una conversación, lo que acelera el metabolismo y aumenta la temperatura del cuerpo, dejando a la mayoría de la gente goteando de sudor. Trata de hacer dos sesiones de ejercicios vigorosos por semana con un día de recuperación en el medio.

  2. Aumenta la duración de tus entrenamientos. Los entrenamientos más largos harán que quemes más calorías y más grasa almacenada en todo el cuerpo, incluyendo la grasa del estómago. Programa cinco ejercicios cardiovasculares de 45 minutos, como correr, andar en bicicleta o nadar en tu plan de entrenamiento semanal y aumenta los entrenamientos hasta 60 minutos mientras te pones en forma.

  3. Levanta pesas para tonificar los músculos y quemar el exceso de libras. El músculo tiene una tasa metabólica más alta que la grasa, lo que significa que puedes quemar más calorías incluso estando en reposo. Una sudorosa sesión de entrenamiento de fuerza acelera el metabolismo, construye el músculo magro y disminuye los depósitos de grasa. Trata de hacer una sesión de entrenamiento de circuito dos a tres veces por semana en el que hagas de ocho a 10 ejercicios, dirigidos a las partes inferior y superior del cuerpo y el torso, con poco descanso entre ellos para subir tu ritmo cardíaco y posteriormente empezar a sudar. Repite el circuito tres veces.

  4. Añade el entrenamiento de intervalos de alta intensidad a tu programa de entrenamiento semanal para sudar las libras no deseadas. Los ejercicios del entrenamiento de intervalos consisten en alternar periodos de alta intensidad con períodos de recuperación más ligeros. Un entrenamiento de muestra sería correr a tu máxima velocidad durante 30 segundos y trotar suavemente por un minuto; repite de ocho a 10 veces e incluye períodos de calentamiento y enfriamiento de cinco a 10 minutos. Haz este tipo de entrenamiento dos veces a la semana con un día de descanso o cardio moderado entre sesiones.

Consejos y advertencias

  • Consume una dieta baja en calorías y rica en nutrientes para ayudar en la pérdida de peso en todo el cuerpo. Llena tu plato con verduras, proteínas magras, frutas y grasas saludables con moderación.
  • Siempre consulta con un médico antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios que podrían afectar negativamente a tu estado de salud actual.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer andrews | Traducido por maria del rocio canales