Sudar en el área de la ingle cuando corres

Correr puede desempeñar un papel importante para llegar a los 150 minutos de ejercicio aeróbico, que se recomiendan cada semana por organizaciones como los Disease Control and Prevention. Sin embargo, es posible que notes que la carrera provoca un notable aumento en la producción de sudor, incluso en las zonas que normalmente pueden no sudar, como tu ingle.

Producción de calor

Cuando vas a correr, aumenta significativamente la demanda de energía en él. Esta demanda se debe al aumento del trabajo realizado por los músculos, especialmente de las piernas. Para mantener tu cuerpo funcionando, tu cuerpo quema calorías de los alimentos que has consumido o de otras fuentes, como la grasa corporal almacenada, para crear una nueva energía para las células. Como resultado de este proceso de creación de la energía, se crean productos como agua, dióxido de carbono y el calor. Mientras que el agua y el dióxido de carbono son eliminados del cuerpo a través de procesos como la respiración o la micción, el calor se utiliza normalmente para ayudar a mantener la temperatura corporal. Sin embargo, ya que el correr significativamente aumenta la producción de energía, más calor se produce por lo que se necesita mantener tu temperatura corporal a un nivel saludable.

Propósito del sudor

Para lidiar con el exceso de calor generado mientras corres, tu cuerpo suda. La sudoración utiliza evaporación para mover el calor del cuerpo y refrescarlo a una temperatura saludable. El sudor sale a través de las glándulas sudoríparas ecrinas, a través del cuerpo. Ciertas áreas de tu cuerpo tienen una mayor concentración de glándulas que otras, incluyendo las axilas y la ingle. Esto significa que a medida que aumenta la temperatura corporal, se puede ver más sudor en estas áreas específicas. Algunas personas sudan más que otras, o pueden sudar más en lugares específicos en comparación con otras, dependiendo de los factores genéticos. Esto significa que puedes ser más propenso a sudar en la ingle en función de su distribución por el cuerpo. Sin embargo, sin este sudor, el cuerpo se sobrecalienta, dando lugar a agotamiento por calor o golpe de calor.

Problemas

Mientras que el sudor de la ingle es la forma natural de enfriamiento de tu cuerpo, puede crear problemas incómodos y a veces embarazoso, especialmente si sufres de una condición que cause un exceso de sudor, como hiperhidrosis inguinal. Por ejemplo, la sudoración severa de la ingle puede producir manchas de humedad visibles en tus pantalones cortos. El sudor ingle también pueden contribuir a las rozaduras y el desarrollo de la erupción de calor, si eres propenso a estas condiciones. El sudor en la ingle también puede oler cuando se libera de las glándulas apocrinas, creando sobre la piel una fiesta de grasa para las bacterias, que producen el olor como un subproducto para consumir la grasa. Para los hombres pasando la ​​pubertad, el sudor en la ingle también puede producir el ambiente adecuado para las infecciones por hongos, como la tiña inguinal.

Remedios

Para controlar el sudor en la ingle, así como reducir los efectos secundarios potenciales del sudor, hay varios recursos que puedes utilizar. Los aerosoles antitranspirantes se pueden utilizar para aplicar ingredientes de bloqueo del sudor sobre la piel afectada. Los polvos que contienen sulfato de metilo difemanil se pueden utilizar para absorber el sudor y evitar problemas como rozaduras o humedecer tus pantalones cortos. Invertir en ropa de entrenamiento de calidad a partir de tejidos que permitan que el aire fluya libremente o absorba la humedad de la piel también puede ser útil. Siempre toma una ducha después de correr, y usa un jabón desodorante en el área de la ingle para ayudar a controlar los olores relacionados con el sudor.

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por verónica sánchez fang