¿Qué sucede si no usas filtro solar cuando usas Retin-A?

Retin-A es una de las marcas de la tretinoina, un tipo de retinoide únicamente disponible con receta, a diferencia de los retinoles, que son similares pero más suaves, y que son de venta libre. El Retin-A y otros retinoides están respaldados por 25 años de investigaciones y han demostrado mejorar problemas de la piel, incluso el acné y enfermedades asociadas con el envejecimiento y el daño solar, como las arrugas y la decoloración. Puesto que el Retin-A actúa para deshacer el daño causado por el sol, tiene sentido que los dermatólogos recomienden que se proteja del sol la piel tratada con retinoides para ayudar a mantener los resultados, así como también para prevenir efectos indeseables.

Eficacia

Los retinoides, al igual que los retinoles, son foto-inactivados, lo que significa que la exposición a la luz directa del sol los hace menos efectivos. Por este motivo, normalmente se indica que se los use de noche, justo antes de irse a dormir. Los UVA, o rayos de onda larga que se encuentran en el sol y el rayo principal que se utiliza en las camas solares, rompen este este ingrediente activo y son capaces de penetrar el vidrio. Las ondas cortas UVB del sol también degrada la tretinoina, como lo hace cualquier luz visible. Si tu Retin-A es menos efectiva, no obtendrás todos los beneficios de este tratamiento sumamente efectivo y hasta podrías querer abandonarlo. Ya que los retinoides actúan mejor a lo largo de un período prolongado, debes usar filtro solar y esperar a tener una piel mejor.

Sensibilidad

Ya que el Retin-A ayuda a reemplazar la piel más vieja por células nuevas, la piel tratada con esta crema es más susceptible a las quemaduras de sol, especialmente en las primeras semanas de uso. No debes aplicarte Retin-A en una piel quemada por el sol o por el viento, porque perderás un valioso tiempo de tratamiento, esperando a que tu piel esté lo suficientemente sana para volver a empezar con tu régimen de cuidado de la piel, si te has quemado. Algunos estudios en animales han demostrado que la tretinoina hizo que los tumores en la piel se desarrollaran más rápido cuando el área se expuso a la luz UV del sol o de las lámparas solares.

Cáncer

Exponer la piel sin protección a una radiación excesiva de UV no sólo te produce quemaduras de sol, sino que puede causar cambios en las células de la piel que conducen al cáncer de piel. Las quemaduras de sol también pueden incrementar tus posibilidades de desarrollar melanoma, la forma más grave de cáncer de piel, más tarde en la vida. Puesto que usar Retin-A te hace correr un mayor riesgo de quemaduras de sol, también corres el riesgo de desarrollar cánceres de piel no melanoma, como el carcinoma de células basales y los tumores de carcinoma de células escamosas, que se desarrollan más comúnmente en áreas de exposición al sol, como el rostro y las orejas.

Filtro solar

Para mantenerte segura y obtener los mejores resultados del Retin-A, usa filtro solar a diario con un SPF de 15 o mayor, que te proteja tanto de los rayos UVA como UVB, que tengan etiquetas con frases como "amplio espectro", "multi-espectro", "óxido de zinc" y "protección UVA/UVB". Si tienes pensado pasar un día al aire libre, usa un filtro solar de amplio espectro a prueba de agua con un SPF de 30 o mayor. Aplícate una cantidad generosa 30 minutos antes de salir y vuelve a aplicarte cada dos horas, y después de transpirar excesivamente o de nadar. Consulta a tu médico todos los años para que te realice un examen profesional de piel.

Más galerías de fotos



Escrito por hilary white | Traducido por irene cudich