¿Qué sucede si no estás en buen estado físico?

Si te permites ponerte en un estado físico gravemente muy malo, puedes experimentar todo tipo de repercusiones no deseadas, desde niveles más bajos de energía y depresión hasta un aumento de riesgos de enfermedad y muerte prematura. La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para empezar, aunque si ya estás sufriendo de dolencias cardíacas o pulmonares debes buscar el consejo de tu proveedor de atención de la salud en la elaboración de un régimen de ejercicios.

Obesidad

Sin ejercicio regular, tu metabolismo, el proceso por el cual el cuerpo convierte los alimentos en energía, se lentifica, lo que hace que sea más difícil perder las libras no deseadas. Los riesgos para la salud asociados con la obesidad incluyen presión arterial alta y niveles altos de colesterol, lo que puede conducir a ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares. Además, un cuerpo con sobrepeso puede causar una pobre imagen de ti mismo y sentimientos de depresión.

Corazón enfermo

Un estilo de vida inactivo es malo para el corazón y puede conducir a graves dolencias cardíacas. Ten en cuenta que el corazón es un músculo que necesita ser ejercitado. Un corazón en forma y saludable tiene un ritmo más fuerte que uno que no lo está lo que significa que es capaz de mantener el flujo de sangre dentro de tu cuerpo con menos esfuerzo. Un corazón que no está en forma late más rápido incluso cuando estás en reposo, ya que tiene que trabajar más para obtener el mismo resultado. La mala circulación de la sangre puede dar lugar a accidentes cerebrovasculares y también dificulta el funcionamiento de tu sistema inmunológico.

Riesgos de enfermedad

Además de los factores ya mencionados, como la presión arterial alta, el colesterol alto, las enfermedades del corazón, la depresión y el derrame cerebral, una persona que no está en forma también está en riesgo de diabetes tipo 2 y diversas formas de cáncer. Además, un estilo de vida que no es saludable puede exacerbar las condiciones crónicas, como la artritis y la osteoporosis, que es una reducción en la densidad ósea. Con una movilidad articular baja y una deficiente fuerza de base, también puedes tener un mayor riesgo de caídas y lesiones por accidentes.

Efectos psicológicos

Un estilo de vida inactivo puede afectar negativamente a tu estado de ánimo. Un individuo que no está en condiciones físicas no experimentará los beneficios antidepresivos y aliviadores del estrés del ejercicio. Los niveles bajos de energía como resultado de un sistema cardiovascular poco saludable pueden hacerte menos exitoso en el trabajo y en el juego, con efectos secundarios sobre tu autoestima y sentimientos de pertenencia. Una autoimagen deteriorada puede provocar que te sientas que estás perdiendo el control sobre tu vida en general, lo que provoca pánico y depresión.

Esperanza

Incluso después de años de un estilo de vida poco saludable, tu cuerpo puede recuperarse con un régimen de ejercicio moderado, como una caminata diaria a paso ligero. De acuerdo con el University of Maryland Medical Center, el ejercicio regular en un grupo de hombres de 50 años de edad generó beneficios para la salud equivalentes a dejar de fumar. Sin embargo, no te embarques en una nueva sesión de ejercicios sin consultar primero con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por graham rix | Traducido por carlos alberto feruglio