Cómo subir de peso cuando tu mandíbula está inmovilizada

La pérdida de peso después de una fractura de mandíbula es común. La cirugía para reparar esta fractura requiere la inmovilización de la mandíbula usando alambre quirúrgico, y durante aproximadamente tres a seis semanas después de la cirugía tendrás un movimiento limitado en tu boca y mandíbula para permitir su recuperación. Con la reducción de la capacidad para masticar, comer puede ser difícil y tus comidas estarán compuestas por líquidos o alimentos en puré. Para subir de peso necesitarás comer comidas pequeñas, frecuentes y ricas en nutrientes.

Determina tus necesidades calóricas

Determinar tus necesidades nutricionales es necesario para calcular tus metas de consumo de calorías y proteínas para subir de peso. Los requerimientos de calorías están basados en la actividad física, género y edad. La mujer adulta promedio moderadamente activa debe consumir aproximadamente 2.000 calorías por día, mientras que los hombres adultos moderadamente activos deben intentar consumir de 2.400 a 2.600 calorías diarias. Para los hombres adultos y las mujeres de más de 31 años, el consumo dietético de referencia es de 0,66 gramos diarios de proteína por kilogramo de peso. Para determinar las necesidades de proteína divide tu peso en libras entre 2,2 kilogramos. A continuación este número debe multiplicarse por 0,66 para obtener tu meta diaria de consumo de proteínas. Lleva un control de tu consumo. Comer más de lo que indica tu requerimiento estimado de calorías y proteína fomentará el aumento de peso.

Bebe muchos líquidos

El consumo de líquidos después de una cirugía es crucial para asegurarte de recibir una nutrición suficiente para subir de peso. Intenta beber al menos de seis a ocho tazas de fluidos al día. Si bien algunos de estos fluidos pueden ser agua, también debes consumir líquidos altos en calorías como suplementos nutricionales, jugo, batidos de yogur, leche y batidos de leche. Los cereales cocidos como la avena y la crema de trigo también pueden ser incluidos siempre y cuando sean capaces de pasar a través de una pajilla. Es posible añadir polvo de proteína a las bebidas para obtener un consumo adicional de proteínas.

Los alimentos en puré para añadir nutrientes

Los alimentos en puré también pueden ser consumidos por alguien con mandíbula inmovilizada siempre y cuando la comida esté licuada a una consistencia que permita tomar un sorbo a través de una pajilla. La carne de res, pollo o pescado suave y jugosa puede hacerse puré con salsa para carne o caldo. Las sopas de leche o queso con verduras suaves pueden ser licuadas. Los fideos bien cocidos o el arroz pueden mezclarse con salsa para carne o de otro tipo. Las frutas maduras, como los plátanos, duraznos (peaches) y mangos pueden hacerse puré y luego comerse por su cuenta o en un batido. Cuece zanahorias, papas (potatoes) y coliflor (cauliflower) al vapor y combínalas con una salsa de queso o mantequilla líquida para obtener calorías adicionales. Evita alimentos con pieles, cáscaras, huesos o nueces.

Otras consideraciones dietéticas

Preparar comidas temprano y comer cada dos a tres horas te ayudará a lograr el objetivo de subir de peso. Si no puedes comer lo suficiente con este plan, reduce el tiempo entre las comidas. Además ten cuidado al sorber comidas calientes. Revisa la temperatura de los alimentos antes de comer puede ayudarte a evitar experimentar más molestias orales. Un multivitamínico es importante para ayudarte con el proceso de curación. Revisa la etiqueta de tus suplementos nutricionales, y si no tienen vitaminas y minerales añadidos consulta con tu médico acerca de la necesidad de añadir un multivitamínico líquido. Finalmente, la salud bucal debe ser tomada en cuenta durante el proceso de curación. Hacer enjuagues con agua salada después de cada comida limpiará los residuos de alimentos de tus dientes y encías.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey phillips | Traducido por juliana star