¿Por qué subes de peso al iniciar un programa de pérdida de peso?

Existen varias razones por las que podrías subir de peso al iniciar un programa de pérdida de peso. Estas razones pueden ser positivas, como el aumento de glucógeno, masa muscular y volumen sanguíneo, o pueden ser razones negativas como comer en exceso. Las fluctuaciones del peso, tanto cuando sube como cuando baja, son mayores al principio de un programa de reducción y pueden continuar hasta que tu cuerpo se adapte a los cambios que estés intentando hacer. No te preocupes si aumentas de peso durante las primeras semanas, ya que esto no significa que estés haciendo las cosas mal. Simplemente significa que necesitas analizar lo que estás haciendo y asegurarte de que el aumento de peso se deba a las razones positivas y no a las negativas. Consulta con tu doctor antes de comenzar o cambiar tu programa de reducción de peso.

Glucógeno

El glucógeno es la forma de almacenamiento de carbohidratos natural de tu cuerpo. Es posible que tus niveles de glucógeno sean bajos cuando comiences por primera vez un programa de reducción debido a los malos hábitos alimenticios que tenías antes de comenzar. El aumento en el tejido muscular también permite un mayor almacenamiento de glucógeno. Cada molécula de glucógeno necesita cuatro moléculas de agua para permanecer en el cuerpo. Esto significa que mucho del peso que puedes ganar debido al glucógeno en realidad provienen del agua, de acuerdo a Mayo Clinic.com. El agotamiento del glucógeno también puede hacer que tu peso cambie en la dirección opuesta igual de rápido. Esta es la razón por la que debes pesarte a una hora específica cada día, no cerca de la hora de tu último entrenamiento.

Músculo

El aumento de masa muscular es otra razón potencial para tu aumento de peso. ¿Tu programa de reducción de peso incluye entrenamiento con pesas?. El entrenamiento con pesas incrementará tu masa muscular magra, especialmente si eres nuevo en el entrenamiento con pesas. Esto es bueno debido a que podrás ejercitarte más duro y quemar más calorías durante entrenamientos futuros. Los músculos también almacenan glucógeno, y como se indica anteriormente, más músculo significa más glucógeno, lo que significa un mayor aumento de peso. Tu incremento en masa muscular también servirá como una forma de estimular la pérdida de peso en el futuro al incrementar tu metabolismo basal. El músculo es un tejido más activo metabólicamente y requiere más energía para su mantenimiento.

Volumen sanguíneo

Los programas de pérdida de peso que incluyen entrenamiento aeróbico incrementan tu volumen sanguíneo. El plasma de la sangre, que está compuesto principalmente por agua, es el responsable de este aumento. El peso corporal promedio de una persona está compuesto por un 7 por ciento de volumen sanguíneo. Las personas que están participando en entrenamientos aeróbicos tienen hasta entre 20 y 25 por ciento más de volumen sanguíneo al compararlo con las personas que no entrenan. Debes tomar en cuenta que este aumento en el volumen sanguíneo es algo bueno, ya que te permitirá ejercitarte con más intensidad y quemar más colorías más adelante en tu programa de entrenamiento.

Comer en exceso

Puedes ser propenso a comer en exceso cuando comienzas un programa para bajar de peso. Tu cuerpo intenta llegar a un nivel estable en base a las calorías que estés consumiendo; por lo tanto, cuando comienzas a quemar más calorías de las que estás usando el cuerpo entra en modo de supervivencia. Esto significa que tu organismo te hace sentir hambre para compensar las calorías adicionales que estés quemando. La clave para corregir el hábito de comer en exceso es mantener un registro de lo que comes cada día y eliminar todas las calorías de la comida chatarra.

Opinión de los expertos

Sigue con tu programa de pérdida de peso incluso si estás aumentando de peso. Se requiere consistencia para que tu peso finalmente disminuya. Evita comer en exceso (esta es una de las principales razones por las que muchas personas fallan al intentar bajar de peso). Tu programa debe consistir en un equilibrio entre la restricción de calorías y el entrenamiento aeróbico y con pesas. Considera la ayuda de un entrenador personal y/o un nutricionista autorizado para ayudarte a evaluar cada uno de estos factores potenciales del aumento de peso.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua bailey | Traducido por juliana star