Stevia vs. Azúcar

El azúcar y el stevia son endulzantes naturales que se han usado alrededor del mundo por siglos. El stevia es un endulzante relativamente nuevo en Estados Unidos, pero los consumidores están empezando a conocer sus beneficios saludables, resultando en su adición a comidas preparadas comercialmente. Cambia el azúcar por stevia en tu dieta para experimentar su dulzura sin las consecuencias no placenteras del consumo del azúcar.

Lo básico

El azúcar y el stevia se derivan de fuentes naturales. El azúcar producido comercialmente es uno de los muchos híbridos posibles del Saccharum officinarum, conocido como la caña de azúcar. Stevia, como lo sugiere el nombre, viene de las hojas de la planta rebaudiana stevia, un arbusto nativo de Sudamérica. Los paquetes de endulzante que compras es un extracto procesado que se produce con las hojas de las plantas. El stevia es 300 a 450 veces más dulce que el azúcar.

Calorías

El stevia resulta atractivo para mucha gente porque tiene pocas calorías. Un paquete de stevia, que es el equivalente a dos cucharadas de azúcar, proporciona cinco calorías y un gramo de carbohidratos. El extracto de stevia, que es una forma líqueda del endulzante y generalmente se vende en tiendas de comida sana, no contiene calorías. Por otro lado, dos cucharadas de azúcar proporcionan treinta calorías y ocho gramos de carbohidratos. Como la gente generalmente utiliza más de dos cucharadas de azúcar, las calorías aumentan rápidamente.

Efectos en la salud

El stevia fue aprobado por el FDA en el 2008 y se le dio el status de "generalmente reconocido como seguro". En el 2003 en un estudio realizado en China, los investigadores encontraron que la gente expuesta al stevia experimentó una disminución de hipertensión después de dos años. También hay evidencia de que el stevia puede funcionar para disminuir los niveles de glucosa en la sangre y reduce el riesgo de síndrome metabólico. El efecto del azúcar en la salud está bien documentado, ya que una dieta alta en azúcar y otros carbohidratos refinados conocidos contribuyen a la obesidad, resistencia de insulina e inflamación general.

Cocinar

El azucar y el stevia se pueden usar para cocinar, pero el stevia no dorará la comida cocinada de la misma manera que el azúcar y, debido a que es una fuete concentrada de dulzura, no proporciona el mismo volumen. Algunos cocineros prefieren poner la mitad de azúcar en una receta y añadir stevia para proporcionar la dulzura adicional. Esto puede disminuir el número de calorías substancialmente en una receta. Toma en cuenta que el stevia no ayuda a fermentar la levadura y no debe usarse en lugar del azúcar cuando el azúcar se necesita para la fermentación.

Más galerías de fotos



Escrito por elise wile | Traducido por monica del valle