Sorbitol e intolerancia a la lactosa

El sorbitol es un azúcar alcohólico natural, o poliol, que se encuentra de forma natural en algunas frutas, pero también se utiliza como edulcorante en productos sin azúcar; la lactosa se encuentra principalmente en los productos lácteos. Estos dos azúcares de cadena corta comparten la particularidad de que en ocasiones el cuerpo de algunas personas los absorbe de forma inadecuada, y como resultado se producen síntomas gastrointestinales similares al síndrome de intestino irritable (IBS), como diarrea, estreñimiento, flatulencia, inflamación, dolor abdominal, malestar y cólicos.

Mecanismo

Si eres intolerante a la lactosa y al sorbitol, estos azúcares atraerán una gran cantidad de agua hacia los intestinos, de modo que generan distensión abdominal y diarrea osmótica. Luego, cuando estos azúcares llegan al colon, son fermentados por las bacterias intestinales, y se producen gases que generarán mayor distensión abdominal, dolor, flatulencias, malestar y calambres.

Diagnóstico

Tanto la intolerancia a la lactosa como la absorción inadecuada del sorbitol se pueden diagnosticar con una prueba de hidrógeno en el aliento. Estos exámenes se deben realizar en diferentes días y requieren que el paciente siga una dieta baja en residuos, según lo indica el personal del laboratorio el día antes de la prueba. Se administra una dosis predeterminada de sorbitol o lactosa al paciente y luego se analiza y se mide la cantidad de hidrógeno presente en el aliento en las próximos dos a tres horas. Los niveles elevados de hidrógeno en una de estas pruebas indican que el cuerpo no absorbe el azúcar de forma adecuada y las bacterias fermentan este compuesto en el tracto gastrointestinal.

Lactosa

Lactosa es el azúcar natural que se encuentra en la leche y en otros productos lácteos. Si sufres de intolerancia a la lactosa, tendrás que dejar de consumir leche, yogur, helado y queso fresco. La mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa pueden tolerar hasta 1/3 de taza de leche y pequeñas cantidades de productos lácteos fermentados, como yogur. Los quesos duros, la crema y la mantequilla contienen cantidades muy pequeñas de lactosa y, en general, son alimentos que estos pacientes pueden consumir. Sin embargo, si sufres de intolerancia severa, evita los productos lácteos.

Sorbitol

Si tu cuerpo absorbe sorbitol de forma inadecuada, evita el consumo de frutas que contengan gran cantidad de sorbitol, como manzanas, albaricoques (apricot), moras (blackberries), peras (pears), nectarinas (nectarines) y ciruelas. El aguacate (avocado), las cerezas (cherries) y los lichis (fruta china) también contienen pequeñas cantidades de sorbitol y se pueden consumir en cantidades pequeñas, pero cada persona debe determinar esa cantidad según la tolerancia de cada una. Ten cuidado con el consumo de chocolate sin azúcar, caramelos, goma de mascar, pastillas de menta y helado, ya que a menudo estos productos están endulzados con sorbitol, isomalt, xilitol o manitol, situación problemática en conjunto con la absorción inadecuada de sorbitol.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por vanesa sedeño