Soporte para las rodillas al correr

Correr es una forma efectiva de perder peso, mejorar la aptitud cardiovascular, reafirmar los músculos de las piernas y liberar el estrés. Estos beneficios, sin embargo, tienen un precio, y correr cobra una cuota considerable a tus rodillas. Si estás entre los miles de corredores tratando de "entrenar" a través de un problema de rodilla, tienes que encontrar algo que dará soporte a tu rodilla para que puedas seguir entrenando mientras sana la lesión.

Cinta adhesiva

Uno de los medios más antiguos para evitar que una rodilla lesionada empeore, la cinta adhesiva todavía se utiliza para estabilizar la articulación de la rodilla en los casos de malestar relativamente leve. Según el sitio web Big Knee Pain, no hay evidencia científica de que la cinta en realidad proporciona estabilidad, pero alivia el dolor de rodilla. Si tomas esta ruta, asegúrate de utilizar un tipo de cinta con un adhesivo que no irrite tu piel, puedes probar con una pequeña franja en el muslo o el antebrazo antes de colocar la cinta en tu rodilla, con el fin de descartar este fenómeno.

Rodillera

Anteriormente un dispositivo incómodo y que limitaba mucho el movimiento, la rodillera estándar ha evolucionado hasta convertirse en una pieza ligera, flexible y confortable que te permitirá seguir funcionando mientras sostiene la patela o rótula, en la línea media de la pierna--para que se alinee correctamente dentro de las ranuras en los huesos del muslo y la espinilla--conforme la pierna se flexiona y se extiende durante todo el ciclo de la zancada. Puedes elegir entre una amplia variedad de estilos dependiendo del nivel de apoyo que necesitas.

Cinta de contra-fuerza

Similar a un torniquete en apariencia, una cinta de contra-fuerza es especialmente eficaz en las personas cuyo dolor proviene de la tendinitis de la rodilla. Esto generalmente significa estabilizar el tendón rotuliano, que conecta la rótula con el hueso de la espinilla o la banda iliotibial, que va desde la cadera hasta la parte exterior de la rodilla. La correa está diseñada para comprimir los tendones de la rodilla y distribuir las fuerzas que se generan en los tendones al trotar más uniformemente a lo largo de la rodilla, por lo que no hay un tendón que se fatigue en exceso.

Calzado adecuado

No todas las fuentes de apoyo para las rodillas se usan alrededor de las rodillas. Una de las mejores maneras que de apoyar tus rodillas es usar zapatillas correctamente ajustadas, bien amortiguadas. En lugar de comprar zapatos en un lugar genérico o una cadena de tiendas de zapatos, visita una tienda de especialidad para garantizar que un corredor experimentado se asegure de que salgas por la puerta con un par de zapatos adecuados a tu biomecánica. Además, no esperes demasiado tiempo antes de reemplazar tus zapatos, ya que incluso el mejor par de para correr no sirve una vez que la amortiguación se acaba.

Más galerías de fotos



Escrito por l. t. davidson | Traducido por mariana groning