Soporte de muñeca en el yoga

Las manos juegan un papel de apoyo vital en muchas posturas del yoga, proporcionando así una base para que tu cuerpo descanse mientras que desarrolla fuerza en la parte central, los brazos y en las piernas. La presión puede crearte molestias en las muñecas, especialmente si tienes problemas de muñeca existentes o estás desalineado en tus posturas. Usar soportes de muñeca, como cuñas o muñequeras, puede ayudar a estabilizar dicha zona y evitar lesiones. Incluso sin apoyos adicionales, puedes modificar las posturas para disminuir la presión en tus muñecas y manos. Si experimentas alguna molestia constante o dolor en las muñecas, esto podría no estar relacionado con el yoga y deberías ver a tu médico.

Ten cuidado con la postura

Algunas posturas de yoga requieren una extensión de 90 grados con la muñeca, la cual crea presión en las muñecas, las manos y a veces en los hombros. En la postura del cuervo, colocarás tus manos sobre la colchoneta y te agacharás, presionando así los codos hacia la parte interna de las rodillas. Inclinándote hacia adelante, levantarás ambos pies y juntarás tus dedos. Todo el peso de tu cuerpo estará descansando sobre tus muñecas a un ángulo de 90 grados. Aunque tu centro enganchado ayudará a apoyar la postura, la intensa presión en las muñecas puede ser demasiado incómoda para algunos practicantes. En la tabla lateral, se presiona el brazo derecho extendido en el suelo, mientras que se inclina el cuerpo en un ángulo de 45 grados con el suelo. Tus pies ayudan a soportar el peso corporal, pero todavía habrá una fuerte presión en la muñeca derecha.

Envuelve tus muñecas

Las muñequeras son una forma de darse soporte durante las posturas en el yoga para aguantar al cuerpo. Éstas vienen a menudo vienen con una anilla. Para usar una muñequera, pasa tu pulgar derecho por la anilla y luego envuelve firmemente el material restante alrededor de tu muñeca con material pegajoso de ésta o con un enlazador, para fijarla en su lugar. Envuélvela lo bastante firme como para que sientas el apoyo en las posturas de yoga, pero no tanto como para que la circulación o el movimiento puedan ser un problema. Si una muñeca te ha estado molestando debido a lesión o a un tratamiento médico, puede ser necesaria solo una muñequera. Si sientes vulnerables ambas muñecas durante tu práctica de yoga, está bien utilizar una muñequera en ambas muñecas.

Utiliza la cuña

Las cuñas de madera son otra posibilidad para apoyarse en la clase de yoga. Las cuñas pueden utilizarse en situaciones en las cuales normalmente presionas las manos en la colchoneta o en el piso. Para utilizar una cuña, coloca el soporte directamente donde pondrías tus manos. La curva o inclinación de la cuña disminuirá el grado al cual tendrás que doblar la muñeca; en cierto sentido, lleva al suelo más cerca de tus manos. Dependiendo del tamaño de la cuña, podrías utilizar una grande para ambas manos, o cuñas más pequeñas para cada mano. Ten en cuenta que las cuñas son menos estables que el suelo y pueden no ser adecuadas para inversiones difíciles como para pararse de manos. Los resbalones y deslizamientos pueden producir lesiones.

Haz soporte con tu cuerpo

Modificando tu postura puedes darle soporte a tus muñecas sin apoyos externos, cuñas de apoyo o el uso de muñequeras. Por ejemplo, en la tabla lateral puedes bajar una rodilla para disminuir la carga de peso en tu muñeca. Completa la pose del perro con los antebrazos en lugar de con las manos, o haz puños con las manos y apóyate en tus nudillos en lugar de las palmas. Utilizar los puños en vez de las palmas te permite mantener las muñecas rectas, disminuyendo así la presión.

Más galerías de fotos



Escrito por morgan rush | Traducido por ana karen salgado beltrán