Cómo soportar el dolor en las rodillas mientras juegas al baloncesto

Quizás quieras ignorar el dolor en las rodillas pero, a medida que la gente envejece, el ejercicio y el estrés en la articulación de la rodilla puede desgastar las partes que se mueven y hacer que los dolores sean más frecuentes. El cartílago en la rodilla puede generar una tensión significativa con el transcurso de los años en la práctica de actividades físicas como el baloncesto. El dolor no quiere decir que te tengas que quedar al margen, pero sí es algo que debes controlar. Suponiendo que no hayas sufrido una lesión seria en la rodilla, existen varios tratamientos que te pueden ayudar a tratar el dolor sin tener que dejar de jugar baloncesto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Analgésicos
  • Manga de compresión
  • Rodillera

Instrucciones

  1. Toma un analgésico o algún medicamento antiinflamatorio sin esteroides para tratar el dolor y la hinchazón en la rodilla. Te pueden ayudar a combatir el dolor mientras juegas baloncesto. Es poco probable que el malestar y los síntomas desaparezcan por completo, pero podría ayudarte a que sea más fácil controlar el dolor sin afectar tu desempeño.

  2. Usa una manga de compresión en la rodilla para mantener los músculos y tendones en su lugar y cálidos. Cuando la rodilla se enfría tras el ejercicio, de la forma que lo haría si tomaras un descanso y te sentaras en un banco por un período de tiempo, puedes experimentar más dolor y riesgo de mayores lesiones si continúas jugando. Las mangas de compresión conservan el calor y ofrecen soporte a las estructuras de la rodilla que pueden experimentar dolor, tensión o desgarro parcial.

  3. Usa una rodillera. Esto se aconseja si sientes dolor en los huesos de la estructura de la rodilla que se puede tratar con un soporte para reducir el riesgo de una lesión significativa. Las rodilleras mantienen la articulación de la rodilla en su lugar y le dan apoyo a la rótula evitando que se deslice fuera de su posición. Quizás sufras una condición vinculada a los huesos de la rodilla, y un soporte podría hacer que sea más difícil que estas partes en movimiento se salgan de su alineación. Puede que sientas algo de dolor, pero se reduce enormemente el riesgo de lesión.

Consejos y advertencias

  • Habla con tu médico si experimentas dolor en la rodilla para asegurarte de no arriesgarte a sufrir una lesión seria jugando baloncesto.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan croswell | Traducido por laura guilleron