Cómo hacer sopa de hueso de jamón en una olla de cocción lenta

Escrito por Meg Jernigan | Traducido por Yolanda Adriana Paulín Vázquez
Si el jamón tenía un glaseado dulce, enjuágalo bajo agua corriente antes de cocinarlo.

La cocción por mucho tiempo y a bajas temperaturas es un método clásico para sacar lo último del sabor de lo que sobró de un hueso. El caldo resultante, la sopa de vegetales o sopa de frijoles tradicional se beneficia de la cocción a fuego lento en una olla de cocción lenta. Cocinar muchos vegetales con el hueso añade profundidad de sabor y una pequeña dosis de nutrición. Haz tu sopa saludable reduciendo la grasa y usando poca sal.

Coloca la olla de cocción en el ajuste alto y deja que se precaliente mientras preparas los vegetales.

Pela los vegetales y córtalos del mismo tamaño. Añádelos a la olla. Coloca el hueso del jamón encima de los vegetales y vierte el caldo de pollo hasta cubrirlos. Añade hierbas frescas, como romero (rosemary) y tomillo (thyme), y pimienta negra molida.

Coloca la tapa de la olla, reduce a fuego bajo, y pon el temporizador por 7 horas. Revisa la sopa ocasionalmente y añade caldo si es necesario. De otra manera, evita abrir la tapa. Cuando lo haces, la temperatura baja en la olla y el tiempo de cocción aumenta.

Después de alrededor de las 7 horas, quita el hueso del jamón del caldo y quítale la carne restante. Tira el hueso, la grasa y cualquier tejido conectivo, y regresa la carne a la sopa. Remueve el jamón en la sopa y cocina por alrededor de otra hora o hasta que los vegetales estén suaves.

Consejo

Sustituye el hueso por trozos de jamón si no tienes hueso de jamón. Retira el exceso de grasa de la superficie de la sopa, o hazla con un día de anticipación, refrigérala hasta que la grasa se solidifique, luego remuévela y vuelve a calentar la sopa. Añade frijoles secos y lavados que hayan sido dejados en agua toda la noche o llévalos a ebullición por 10 minutos el comienzo del proceso de cocción para una sopa clásica de jamón y frijoles.

Advertencias

El jamón es salado; evita añadir sal hasta el momento final de la cocción. Probablemente no la necesitará. No llenes la olla de cocción lenta a más de 2/3.