¿Son las tostadas un desayuno saludable?

Las tostadas pueden ser parte de un desayuno saludable, pero probablemente necesitarás más que un simple trozo de pan tostado para soportar todas tus actividades diarias. Considera la adición de otros productos al desayuno para agregar valor nutricional a tu comida de la mañana. Elegir opciones nutritivas en el desayuno puede ayudarte a afrontar tu día con nutrientes que te mantengan funcionando lo mejor posible durante toda la jornada.

Limitaciones

Las tostadas proporcionan hidratos de carbono y algo de fibra, dependiendo del tipo de pan utilizado. Sin embargo, son bajas en proteínas, grasas y nutrientes, por lo que se requieren otros alimentos para componer un desayuno saludable. En general, un buen desayuno contiene una o más porciones seleccionadas entre productos lácteos, proteínas y frutas o verduras.

Elección de granos

Al elegir tostadas para el desayuno, ten en cuenta el tipo y la calidad del pan. Las tostadas de trigo entero, hechas 100 por ciento con harina de grano entero, pueden proporcionar fibras, vitaminas, minerales y fitoquímicos, que son despojados de la harina utilizada para hacer el pan blanco. Para un cambio de sabor, puedes probar las tostadas hechas con un tipo diferente de pan de grano entero, como el de centeno o espelta.

Aditivos

La adición de huevo o una rebanada de jamón magro o salmón a tu tostada puede proporcionar proteínas que mantienen los niveles de energía y llevan a cabo la reparación celular durante todo el día. Los productos lácteos fortificados, tales como leche, queso o yogur también proporcionan proteínas y nutrientes valiosos como el calcio y las vitaminas D y A, sin aumentar significativamente tu recuento de calorías por la mañana. Una trozo de fruta también puede mejorar el valor nutricional del desayuno y asegurar que sea saludable.

Alternativas

Si tu desayuno diario ha consistido en tostadas últimamente y quieres probar una fuente de hidratos de carbono diferente, hay muchas otras opciones. Un budín o panecillo de trigo entero Inglés se puede comer solo, con un simple relleno como queso crema o mantequilla de maní, o servir como base para un sándwich saludable. Los croissants, las galletas y los panecillos son otras alternativas a tu rebanada de pan tostado de la mañana.

Circunstancias especiales

Cuando tienes alguna condición o estás recuperándote de una enfermedad, lesión o cirugía, una tostada puede ser todo lo que tienes ganas de comer por la mañana. Si una simple rebanada de pan parece ser todo lo que puedes tragar, conseguir esas calorías es mejor que nada. Para mejorar la calidad nutricional de tu desayuno durante tu recuperación sin la adición de alimentos que puedan hacer que te sientas mal, trata de añadir un poco de puré de manzana o plátano, ya que estos alimentos tienden a ser más fáciles de digerir.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por mar bradshaw