¿Qué son las técnicas de manejo de la ira para los adolescentes?

Según la American Dental Association, cuando la ira de un adolescente se sale de control y se vuelve destructiva, conduce a problemas en la escuela, en las relaciones personales y en su calidad de vida en general. Los adolescentes que no poseen las habilidades necesarias para manejar su ira tienden efectivamente a responder con agresión verbal y física. Las técnicas de manejo de la ira pueden ayudar a crear conciencia de la cólera adolescente y mejorar su capacidad de implementar mejores habilidades de autocontrol. Para que el manejo de la ira tenga éxito, un adolescente debe tomar la responsabilidad de ella y evitar culpar por sus emociones a otras personas o eventos.

Identificando los desencadenantes

Es importante que el adolescente identifique las situaciones y experiencias que lo hacen enojar. Una vez que es capaz de reconocer los factores desencadenantes, puede aprender cómo manejar estas situaciones con mayor eficacia. Los desencadenantes más comunes incluyen sentirse incomprendidos, sentir que les faltan al respeto, que coloquen expectativas sobre él y que le digan "no."

Reconociendo las señales de alarma

La ira provoca respuestas fisiológicas, tales como aumento de la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la tensión muscular y adrenalina. Ayudar a tu adolescente a reconocer las señales de advertencia de la ira le permitirá usar sus habilidades de autocontrol para distender la situación.

Charla racional consigo mismo

El Dr. Tony Fiore y el Dr. Ari Novick, autores de “Anger Management for the 21st Century”, afirman que aprender a cambiar a través de hablar con uno mismo puede permitir a un adolescente manejar el enojo de manera más efectiva en términos de la intensidad con que se siente, el tiempo al que se ha aferrado a ella y como lo expresa. Es importante detener los pensamientos negativos que tienden a ser exagerados y reemplazarlos con el pensamiento racional. Un ejemplo de una charla con uno mismo de forma racional es "Es comprensible que estoy molesto, pero enojarme no va a solucionar nada".

Desarrolla habilidades de afrontamiento

Para ayudarle a un adolescente a calmarse, KidsHealth.org sugiere actividades como dar un paseo fuera, hacer ejercicio, escuchar música, escribir pensamientos y emociones, dibujar, respirar profundamente, hablar con alguien de confianza y buscar una distracción. Estas habilidades de afrontamiento ayudan a los adolescentes a manejar su ira y evitar que se agrave.

Piensa antes de actuar

Cuando enfurecen, los adolescentes tienden a reaccionar de manera impulsiva y no tienen tiempo para considerar las consecuencias de sus acciones. Los adolescentes pueden mejorar su autocontrol aprendiendo a considerar soluciones alternativas saludables. Por ejemplo, en lugar de gritar y maldecir a sus padres durante los desacuerdos, los adolescentes pueden aprender a comunicarse con respeto, para compartir sus pensamientos y sentimientos, y para aumentar su voluntad de comprometerse.

Saber cuándo retirarse

En algunos casos, la ira de un adolescente puede escalar a un nivel de intensidad que hace que sea difícil para él emplear técnicas de manejo de la ira. Anima a tu hijo a alejarse de la situación hasta que sea capaz de calmarse. Una vez calmado, un adolescente podrá pensar racionalmente, para comunicarse de manera efectiva y para encontrar una solución saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por heather white | Traducido por esteban arenas