¿Son seguros para los niños los asientos de automóvil con barra protectora?

Elegir el mejor asiento de seguridad de las filas y filas de asientos en la tienda de bebés puede ser una tarea desalentadora para los nuevos padres. Así que si un familiar te ofrece un asiento de seguridad con barra protectora ya usado, podría ser tentador pasar por alto los problemas de toma de decisiones y sólo aceptar lo que ofrecen. Los fabricantes ya no hacen asientos para automóviles con barra protectora, dado que existen mejores opciones. La American Academy of Pediatrics dice que si tienes un asiento de seguridad con barra protectora, puedes utilizarlo, pero la Canadian Paediatric Society desaconseja su uso para los niños pequeños.

¿Cómo funcionan?

Un asiento de seguridad con barra protectora es un convertible, lo que significa que se usa mirando hacia atrás hasta los 2 años o más, dependiendo de si tu hijo todavía puede ir en esa posición, después de lo cual se gira el asiento hacia el frente. Utiliza una barra escudo, que se inserta en dos brazos móviles que te permiten girarla sobre la cabeza de tu hijo para sacarlo del asiento. El escudo se encuentra al nivel del pecho, cuando está en su lugar. Las correas de hombro que se adhieren al asiento pasan sobre los hombros de tu bebé cuando bajas el escudo hacia adelante. Otra correa, a menudo unida a la barra escudo, se encaja entre las piernas. Este sistema también se conoce como sistema de seguridad de tres puntos.

Problemas

Las correas de hombro en el escudo rebatible no se ajustan bien al cuerpo de tu bebé. En un accidente, él se movería hacia adelante y hacia un lado antes de ser retenido por las correas. El escudo actúa como parte del sistema de retención, lo que significa que tu bebé podría chocarlo en algún momento. Golpear el escudo podría causar lesiones en la cara o el cuello del niño, informa Canadian Paediatric Society en una publicación de abril de 2008 de "Paediatrics & Child Health".

Beneficios de los arneses de cinco puntos

Los arneses con sujeción de cinco puntos tienen varias ventajas sobre los asientos con barra protectora para automóviles. Estos arneses de cinco puntos encajan perfectamente sobre el cuerpo de tu hijo y lo mantienen en su lugar, permitiendo poco movimiento en un accidente. Las correas de hombro se sujetan juntas a la altura del pecho, evitando que la parte superior del cuerpo de un niño se mueva hacia adelante. Dos correas unidas a una hebilla central se ajustan sobre las caderas, lo que impide que el abdomen y las piernas se muevan en un accidente. Esto distribuye las fuerzas del choque sobre las partes más fuertes del cuerpo del niño, reduciendo la posibilidad de lesiones en las zonas más blandas, menos protegidas, tales como el abdomen.

Resultado final

Los asientos con barra protectora cumplen con los estándares federales de seguridad vigentes en el momento de su fabricación. Pero los niños protegidos por los sistemas de retención de cinco puntos sufren menos lesiones y muertes en accidentes, explican los pediatras de PediatricSolutions.net. Sin embargo, cualquier asiento de automóvil es mucho mejor que no usar ninguno en absoluto. Al igual que con cualquier asiento más viejo, verifica la fecha de vencimiento del fabricante que se encuentra en el asiento, por lo general en la parte lateral o posterior. El plástico vencido podría haberse debilitado, haciendo que el asiento no sea seguro durante un accidente. No utilices ningún asiento de automóvil que haya sufrido un accidente anterior, dado que la fuerza de la caída también lo puede haber dañado y reducir su eficacia. Asegúrate de que el asiento no haya sido retirado del mercado por cualquier razón.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por mar bradshaw