¿Son seguras para comer las hojas de remolacha y rábano?

Las hojas de remolacha (beet) y rábano (radish) no solamente son seguras para comer, están llenas de valiosos nutrientes. Las dos son plantas rústicas y fáciles de cultivar. Incluso podrías cultivarlas solamente por sus hojas, que pueden cosecharse gradualmente a medida que la planta madura. Las remolachas y rábanos de las tiendas a menudo vienen con las hojas intactas para prolongar la frescura de los vegetales. Las hojas de remolachas y rábanos son versátiles y adecuadas para diferentes usos culinarios.

Hierro

No botes las hojas cuando compres remolachas frescas. estas hojas son muy nutritivas, particularmente ricas en minerales, son una fuente excelente de hierro, dice el quiropráctico Douglas Margel en su libro "The Nutrient-Dense Eating Plan: A Lifetime Eating Guide to Exceptional Foods" (El plan de alimentación densa en nutrientes: Una guía de alimentación a los alimentos excepcionales). Las hojas de remolachas contienen más calcio, hierro, vitamina A y C que las raíces, indica el naturista Michael T, Murray en su libro "The Encyclopedia of Healing Foods" (La enciclopedia de los alimentos curativos). Tanto las hojas como las raíces contienen buenas cantidades de magnesio, fósforo y vitamina B6. Proporciona 27 calorías y 3 gr de fibra en una porción de 3,5 onzas.

Cocción y almacenamiento

Cocínalas saltéandolas de manera parecida a las espinacas o utilízalas crudas en ensaladas para obtener el máximo valor nutricional. Busca hojas frescas y crujientes y evita las marchitas y dañadas. Puedes revivir las hojas algo marchitas cortándolas de las remolachas y colocándolas en un vaso de agua en el refrigerador. Generalmente se guardan bien hasta cinco días.

Anti cáncer

Las hojas de rábano aparecen junto con el brócoli y la col rizada (kale) en la lista de vegetales que contienen altos niveles de compuestos anticancerosos llamados sulforafano indol en el libro "Healthy Longevity Techniques: East-West Anti-Aging Strategies" (Técnicas para una longevidad saludable: estrategias antiedad este-oeste) de Joseph P. Hou, Ph.D. Las hojas de rábano pueden utilizarse quizás también para tratar alergias y algunos problemas del corazón. Consulta a tu médico antes de probar un tratamiento con vegetales para un problema específico de salud.

Antioxidante

Un estudio publicado en la "International Journal of Food Science and Nutrition" (Revista internacional de ciencias de los alimentos y la nutrición) descubrió que las hojas de los rábanos silvestres mostraban una considerable habilidad para eliminar radicales libres. Otras hojas verdes testeadas fueron las de las zanahorias silvestres, hinojo (fennel) y achicoria (chicory). Los investigadores recomiendan aumentar el consumo de hojas de rábanos y otros vegetales para fomentar la actividad antioxidante.

Licuados verdes

Las hojas de rábano contienen seis veces más vitamina C que las raíces. El mineral de molibdeno también está presente en verdes rábano, como son el potasio y el complejo B vitamina ácido fólico. Añade hojas de rábano a tus licuados de frutas como indica Victoria Boutenko en su libro "Green Smoothie Revolution: The Radical Leap Towards Natural Health" (La revolución de los licuados verdes: El salto radical hacia la salud natural). Su fibra ayuda a ralentizar la absorción del azúcar de la fruta y sus nutrientes agregan valor nutricional sin aumentar significativamente la cantidad de calorías.

Más galerías de fotos



Escrito por tracey roizman, d.c. | Traducido por frances criquet