¿Son saludables las sardinas ahumadas enlatadas?

Antes de que el atún fuera un elemento básico en los armarios de Estados Unidos, las sardinas enlatadas reinaron las estanterías como una fuente barata de proteínas. La popularidad de las sardinas se redujo después de la Segunda Guerra Mundial, junto con una disminución dramática en la población de peces, según un artículo publicado en "The Washington Post". Aunque el número de sardinas se ha recuperado, todavía no han recuperado su posición como un elemento básico culinario. Si quieres una forma saludable de obtener más ácidos grasos omega-3 y calcio en tu dieta, sin tener que gastar un montón de dinero, las sardinas son una buena opción.

Nutrición

Las sardinas son ahumadas antes de ser envasadas ​​en latas, por lo general con algún tipo de aceite. El contenido nutricional de sardinas ahumadas y enlatadas varía entre los fabricantes, dependiendo del tipo de aceite usado y la cantidad de sal añadida como conservante y para el sabor. Una lata se considera una porción y una porción típica de sardina ahumada en aceite contiene alrededor de 14 g de proteína, 168 calorías y 14.4 gramos de grasa. Se satura 2,4 g de el contenido de grasa. La mayor parte del contenido de grasa de las sardinas se deriva de las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas, que pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol y prevenir las enfermedades del corazón.

Ácidos grasos Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 son grasas poliinsaturadas que sólo se pueden obtener de las fuentes de alimentos. Tufts University School of Medicine señala que los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a prevenir el cáncer y la artritis reumatoide. Las sardinas contienen dos tipos de ácidos grasos omega-3 llamados EPA y DHA, que son particularmente útiles para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Un ración de sardinas en lata de 4-oz contiene 1,7 g de ácidos grasos omega-3.

Calcio

El calcio es un mineral esencial para la formación y mantenimiento de los huesos y los dientes y la prevención de la osteoporosis. También juega un papel importante en la coagulación de la sangre y la contracción muscular. Si eres intolerante a la lactosa, es especialmente importante encontrar otras fuentes de alimentos ricos en calcio y comer todos los días. La ingesta diaria recomendada de calcio varían según la edad y el sexo; los adolescentes y los adultos necesitan entre 1.000 y 1.300 mg por día. Sólo 2 oz de sardinas en conserva tienen 240 mg de calcio. El calcio de sardinas proviene principalmente de los huesos, que son suaves y comestibles por el proceso de enlatado.

Sodio

Lee las etiquetas de las sardinas ahumadas enlatadas con cuidado. Mientras que ofrecen muchos beneficios para la salud, a menudo son altas en sodio. Los niveles de sodio varían significativamente entre los productores. Una lata de sardinas puede contener de 160 mg de sodio a 340 mg. Un adulto sano debe recibir no más de 2.300 mg de sodio por día, de acuerdo con Clinic.com, pero si se trata de una enfermedad renal o presión arterial alta, debe limitar su ingesta a menos de 1.500 mg por día.

Más galerías de fotos



Escrito por maria christensen | Traducido por juan ignacio ceviño