¿Son saludables las papas horneadas?

Las papas al horno tienen una reputación bastante pobre en lo que respecta a la dieta y la pérdida de peso, especialmente entre las personas que están tratando de reducir su consumo total de carbohidratos. Sin embargo, es posible que te sorprendas al descubrir cuán nutritiva es una papa al horno en realidad y lo bien que puede encajar en tu plan de pérdida de peso.

Calorías, grasa, colesterol y sodio

Una papa grande al horno, de alrededor de 2 1/3 de 4 3/4 pulgadas (de 6 a 12 cm), contiene alrededor de 220 calorías. Esto incluye la piel de la patata, pero sin mantequilla añadida ni otros ingredientes. Una papa al horno natural no contiene prácticamente nada de grasa, ni saturada ni insaturada, ni contiene ningún colesterol. La papa contiene aproximadamente 15 mg de sodio.

Proteínas y carbohidratos

Hay alrededor de 50 g de hidratos de carbono en una papa grande al horno. Gran parte de estos hidratos de carbono son el almidón, dando a las papas un alto índice glucémico. Esto significa que, para las personas que tienen diabetes o que están tratando de controlar su nivel de azúcar en la sangre, las papas pueden ser un alimento que deben comer sólo ocasionalmente. Sin embargo, los hidratos de carbono también contienen alrededor de 5 g de fibra dietética, que es alrededor del 20 por ciento de la ingesta diaria recomendada de fibra. Tu cuerpo necesita fibra para un tracto intestinal saludable y la digestión normal. La papa contiene aproximadamente 5 g de proteína, o aproximadamente el 10 por ciento de la ingesta diaria recomendada. La proteína es importante para la construcción de músculo y la curación de las heridas.

Vitaminas y minerales

Esa papa grande proporcionará el 60 por ciento del valor diario de vitamina D y el 45 por ciento del valor diario de vitamina C. Estas vitaminas ayudan a construir la fortaleza de tus huesos y a mantener tu corazón sano. Una patata también contiene alrededor del 35 por ciento del valor diario para B-6, y 15 por ciento de tiamina, niacina, magnesio y hierro. Juntos, estos nutrientes ayudan en el metabolismo de la energía, ayudando a la salud del sistema nervioso, ayudando a formar dientes y huesos fuertes y son esenciales para la producción de células rojas de la sangre.

Ingredientes

En la gran mayoría de los casos, los elementos de la dieta negativos en una patata al horno no son primordialmente de la propia patata, sino más bien a partir de los ingredientes que se ponen en ella. Por ejemplo, una papa al horno con crema agria y cebollino contiene un extra de 170 calorías para un total de 393, con más de 20 g de grasa. Una patata con salsa de queso y tocino contiene un extra de 230 calorías, por la asombrosa cifra de 451 calorías en una sola papa, con 25 g de grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por joseph mcallister | Traducido por daniel cardona