¿Son saludables los filetes congelados de salmón?

El salmón, un pescado graso conocido por su contenido alto de ácido graso omega-3, puede ser comprado fresco o congelado. Aunque muchas personas creen que el salmón fresco es mejor, no existe ninguna evidencia científica que la congelación del pescado cambie su estado nutricional y algunos argumentan que congelado sabe aún más fresco, especialmente cuando se congela en el momento de mayor frescura. El salmón viene en numerosas variedades diferentes según las especies. Puede variar el contenido de nutrientes entre las especies, haciendo que un tipo de salmón sea más saludable que otro. La siguiente información nutricional se basa en el salmón de granja del Atlántico, una de las especies más populares consumidas en Estados Unidos, para demostrar cuán saludable es el salmón congelado o fresco.

Proteína

La proteína en la dieta proporciona al cuerpo humano aminoácidos esenciales, aquellas sustancias que el cuerpo necesita para construir miles de otras proteínas necesarias para sostener y llevar a cabo las reacciones biológicas y construir células musculares. Las proteínas animales como la carne y el pescado proporcionan proteína completa, lo que significa que contiene todos los aminoácidos que el cuerpo necesita. Aunque la proteína es importante, también debes poner atención en los otros componentes de la dieta, como la grasa, que viene asociada a la proteína. La carne roja es una excelente fuente de proteína completa, con 38 g de proteína en una porción de 6 onzas. Sin embargo, junto con esa proteína, consumirás 44 g de grasa, de los cuales 16 g son de grasas saturadas, casi toda la cantidad diaria total de grasas saturadas que se recomienda. El mismo tamaño de una porción de salmón proporciona 34 g de proteína con solamente 18 g de grasa, con sólo 4 g de grasas saturadas. El alto contenido de proteína junto con contenidos bajos de grasas saturadas hace que los filetes de salmón congelados sean una opción saludable.

Ácidos grasos

La mayoría de la grasa en los filetes de salmón congelados provienen de grasas insaturadas, consideradas saludables por la American Heart Association porque ayudan a menores niveles de colesterol en la sangre. El salmón contiene 3,8 g de ácidos grasos monoinsaturados y 3,8 g de ácidos grasos poliinsaturados en cada porción de 3 onzas. También es una buena fuente de ácidos grasos omega-3. Los ácidos grasos omega-3 son ácidos grasos esenciales vitales para la función cerebral. Estos ácidos grasos también ayudan a reducir la inflamación, lo cual puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como enfermedades del corazón.

Vitaminas

El salmón proporciona muchas vitaminas esenciales, compuestos orgánicos necesarios para sostener las funciones vitales. Una porción de 3 onzas contiene 2,38 microgramos de vitamina B-12, que contribuye a la formación de glóbulos rojos sanos. Eso representa casi la ingesta diaria recomendada, declarada por el National Institute of Medicine, de 2,4 microgramos por día. El salmón congelado también sirve como una buena fuente de otras vitaminas del grupo B, como niacina, ácido pantoténico, ácido fólico y vitamina B-6, y proporciona vitamina A y una pequeña cantidad de vitamina C.

Minerales

El cuerpo utiliza minerales esenciales como calcio y fósforo para construir los dientes y huesos fuertes. El salmón contiene 13 mg de calcio y 214 mg de fósforo en una porción de 3 onzas. También sirve como una buena fuente de magnesio, potasio y selenio. El contenido mineral junto con las vitaminas, proteínas y ácidos grasos omega-3 del filete de salmón congelado es un buen agregadp a tu dieta saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie chandler | Traducido por marcela carniglia