¿Qué son los polímeros lípidos?

¿Qué tienen en común la cera de las velas, las hormonas esteroides y la mantequilla? Están compuestos de biomoléculas llamadas lípidos. Los pequeños bloques de lípidos apilados juntos forman polímeros lípidos, grandes estructuras más complejas. Los lípidos desempeñan un papel importante en la salud humana y deben incluirse en una dieta saludable. Consulta a tu médico o nutricionista para encontrar maneras de incluir grasas en tu dieta nutritiva.

Lípidos

Los lípidos son biomoléculas que son insolubles en agua y juegan un papel esencial en la biología y la fisiología humana. Proporcionan energía al cuerpo, forman las membranas celulares, aíslan el cuerpo del frío, almacenan energía, evitan que la piel se reseque y están involucrados en la regulación hormonal de los diversos sistemas del cuerpo.

Monómeros y polímeros

Imagina un collar con cuentas ensartadas en un hilo. En la naturaleza, las "cuentas" individuales son pequeñas moléculas unidas entre sí para hacer una estructura más grande, más compleja llamada polímero. Por ejemplo, el almidón está compuesto de pequeños monómeros de glucosa polimerizados. A diferencia de los aminoácidos, los hidratos de carbono y los ácidos nucleicos, los lípidos no forman grandes polímeros. A diferencia de los hidratos de carbono, que a menudo consisten en cientos de monosacáridos unidos, los polímeros lípidos por lo general tienen unos pocos monómeros de largo.

Tipos de lípidos

Hay varias clases de lípidos, incluyendo los esteroides, las grasas, las ceras y los fosfolípidos. Los esteroides son los precursores de las hormonas sexuales y mantienen a las membranas celulares fluidas y flexibles. Las ceras forman una capa protectora y evitan la desecación de las plantas, bacterias e insectos. Los fosfolípidos forman una doble capa que rodea y contiene a las células. Las grasas de ambas fuentes de plantas y animales comprenden una parte esencial de la dieta humana.

Consideraciones

A pesar de su mala reputación, las grasas son una parte muy importante de una dieta saludable y bien balanceada. La clave es limitar su consumo en la dieta a un 20 a 35 por ciento de tu ingesta calórica diaria. Obtén la grasa de fuentes saludables como nueces, pescado, aceite de aguacate y aceite de oliva y evita las grasas saturadas como la mantequilla, las carnes rojas y los productos lácteos de leche entera.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por gabriela nungaray