¿Qué son los nucleótidos y qué alimentos los contienen?

Cada célula de tu cuerpo contiene una serie de biomoléculas, es decir, compuestos orgánicos que forman la estructura y llevan a cabo la función de tus células. Entre estas moléculas están los nucleótidos, los componentes de tu cuerpo que se utilizan para hacer material genético: ADN y ARN. Los nucleótidos se encuentran de alguna forma en cada célula de tu cuerpo, y tu salud se basa en la ingesta de los nucleótidos de los alimentos.

Tipos de nucleótidos

Dos clases principales de nucleótidos componen el ADN y ARN: purinas y pirimidinas. Los nucleótidos de pirimidina contienen una estructura molecular de un solo anillo unido a una molécula de azúcar, mientras que las purinas contienen una estructura de anillo doble unido a una molécula de azúcar. El ADN contiene dos purinas, llamadas adenina y guanina, así como dos pirimidinas, timina y citosina. El ARN contiene nucleótidos similares, con las purinas de uracilo en lugar de la timina. La presencia de los cinco nucleótidos resulta importante para la función celular.

Importancia de los nucleótidos

Los nucleótidos desempeñan una serie de funciones en las células. Uno de los objetivos primarios de los nucleótidos es almacenar la información genética; secuencias específicas de nucleótidos forman los genes que ayudan a guiar el comportamiento de tus células. Además, los nucleótidos de ARN contribuyen a múltiples pasos en la generación de proteínas dentro de las células. Dado que las proteínas son producidas como resultado de los nucleótidos que conforman la estructura y la función de tus células, los nucleótidos son importantes para el mantenimiento de la célula y la salud del tejido. La incapacidad para generar un nuevo ADN y ARN, debido a la falta de nucleótidos disponibles, puede conducir a daños en los tejidos y a la enfermedad.

Digestión de nucleotides de la alimentación

Absorbes nucleótidos de los alimentos que comes y las fuentes de la dieta proporcionan los nucleótidos que tus células necesitan para sobrevivir. Los nucleótidos en los alimentos están típicamente presentes como hebras largas de material genético, que pueden contener varios millones de nucleótidos. Después de una comida, el páncreas segrega dos tipos de enzimas, desoxirribonucleasas, que se descompone en ADN y ribonucleasas, que se descomponen en ARN, explica el Dr. Thomas Morrell del Imperial Valley College. Estas enzimas escinden el ADN o ARN de los alimentos en cadenas más cortas de nucleótidos, que tu cuerpo luego absorbe y transporta a las células para su uso.

Fuentes alimenticias de nucleótidos

Puesto que casi todos los alimentos y bebidas se componen de células intactas o contenidos celulares, casi todos los alimentos proporcionan una fuente de nucleótidos. En general, debes consumir nucleótidos adecuados, independientemente de los alimentos específicos que componen tu dieta. Consume granos, carnes, pescado, nueces, legumbres, frutas y verduras, zumos de fruta y la leche como fuente de nucleótidos, así como las fuentes de otros nutrientes.

Circunstancias especiales

En casos raros, los individuos pueden carecer de la capacidad para digerir el ADN y el ARN de su comida adecuadamente, lo que impide que sus cuerpos descompongan y absorban los nucleótidos. Por ejemplo, el trastorno genético poco común, agenesia de páncreas, impide la producción y secreción de enzimas digestivas. Los individuos que sufren de este trastorno a menudo toman enzimas digestivas para ayudar en la digestión de los ADN y ARN, así como las proteínas, hidratos de carbono y grasas en los alimentos.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mariana nonino