¿Porqué son tan dañinas las infecciones para las personas con anemia drepanocítica?

La anemia de células falciformes es un desorden genético que causa que los glóbulos rojos tomen una forma de medialuna en lugar de ser redondas. Estas células anormales pueden bloquear pequeños vasos sanguíneos. La forma de hoz que toman las células en esta enfermedad puede causar numerosos problemas serios, incluyendo daño en los órganos, un ataque cardíaco y episodios dolorosos recurrentes conocidos como crisis vasooclusivas. De acuerdo a una revisión en julio de 2011 del "Mediterranean Journal of Hematology and Infectious Diseases", los pacientes de anemia drepanocítica tienden a desarrollar más infecciones, que pueden disminuir su calidad de vida y hacer el cuidado médico más complejo.

Inmunidad disminuida

La susceptibilidad a las infecciones de los pacientes con anemia drepanocítica parte de varios factores. Su habilidad para producir anticuerpos que combatan las infecciones es reducida, sus glóbulos blancos no responden normalmente a los gérmenes invasores, y su capacidad para atacar y destruir las células infectadas está afectada. El bazo de un paciente con anemia drepanocítica está usualmente dañado por la enfermedad, lo cual reduce aún más su habilidad para protegerse de las infecciones. Por lo tanto, las infecciones que se desarrollan en estos pacientes tienden a causar serias enfermedades.

Infecciones que amenazan la vida

Aunque los pacientes con anemia de células falciformes son susceptibles a una variedad de infecciones, diferentes tipos de bacterias son particularmente peligrosas. Las infecciones graves debidas a Escherichia coli, Staphylococcus, Hemophilus influenza, Streptococcus pneumoniae y Salmonella son más comunes en gente con anemia drepanocítica que en la población en general. Un reporte de septiembre de 2010 en "Pediatric Blood and Cancer" citó que las infecciones bacterianas invasivas son la causa más común de muerte en pacientes con anemia de células falciformes menores a 5 años. Estas infecciones siguen siendo problemáticas toda la vida en las personas que padecen esta enfermedad. Notoriamente, algunas infecciones que pueden ser fatales para estos pacientes, como la Bartonella, se pueden transmitir mediante transfusiones sanguíneas, que son comúnmente usadas para tratar su enfermedad.

Crisis de células falciformes

La formación de células falciformes a menudo se acelera cuando alguien que padece esta enfermedad contrae una infección. La fiebre, deshidratación, inflamación, reducción de oxígeno en la sangre y la actividad alterada de glóbulos blancos que se asocia con las infecciones agudas, incrementan la tendencia a tener una crisis vasooclusiva. Estos eventos se caracterizan por un fuerte dolor, que puede surgir de cualquier parte del cuerpo. El daño a los órganos vitales incluyendo el bazo, riñones, cerebro o corazón, no es poco común durante una crisis vasooclusiva.

Consideraciones

Para disminuir el riesgo de infección, los pacientes con anemia drepanocítica deben revisarse con sus servicios de salud para asegurarse de que sus inmunizaciones estén al corriente. Los pacientes con anemia de células falciformes y sus familias deben estar alertas sobre signos y síntomas de una infección como fiebre, escalofríos, ardor al orinar, vómito, diarrea o tos. Debido a que una crisis vasooclusiva a veces anuncia una infección, el dolor fuerte en cualquier parte del cuerpo plantea la posibilidad de una infección subyacente.

Precaución

Si tienes anemia de células falciformes y piensas que podrías tener una infección, contacta a tus servicios de salud inmediatamente. El diagnóstico temprano y el tratamiento limitan los riesgos y las potenciales complicaciones de una infección seria.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por lou merino