¿Son las cerezas buenas para el acné?

Las cerezas son consideradas como un "súper alimento" por muchos profesionales de la salud. Aunque los resultados de investigaciones son mixtos, de acuerdo con "Alimentos saludables: ¿Realidad versus ficción" de Myrna Chandler Goldstein y Mark A. Goldstein, las cerezas se han promocionado como remedios naturales para el dolor, la inflamación, los problemas de sueño y como ayuda para proteger contra el cáncer. Aunque las cerezas no han sido directamente vinculadas con la mejora de los síntomas del acné, pueden proporcionar beneficios. Aprender más acerca de las cerezas y el vínculo entre la dieta y el acné puede guiarte hacia la toma de decisiones dietéticas sabias.

Beneficios potenciales

Las cerezas contienen cantidades ricas de antioxidantes, incluyendo vitamina C, que aumenta la capacidad de tu cuerpo para protegerse de las bacterias y los virus. La vitamina C también promueve la cicatrización de las heridas y puede ayudar a reducir la inflamación, que es la principal característica de acné. Las cerezas también contienen pequeñas cantidades de vitamina A, que tiene las mismas propiedades que los medicamentos comunes del acné, de acuerdo con la Universidad de Maryland Medical Center. Al igual que todas las frutas, las cerezas sin azúcar son de bajo índice glucémico, lo que significa que tienen un impacto leve en tus niveles de azúcar en la sangre. La reducción del impacto glucémico de la dieta también puede ayudar a mejorar los síntomas del acné.

Riesgos potenciales

Las cerezas están disponibles como frescas, secas, enlatadas, en jugos y de forma confitada. Aunque todas estas formas proporcionan nutrientes, las cerezas confitadas y el jugo de cereza son más altos en azúcar que las cerezas frescas. Mientras una mitad taza de cerezas frescas contiene 9 g de azúcar natural, una porción de tamaño similar de cerezas confitadas contiene 80,6 g de azúcar, principalmente en forma de edulcorante añadido. Una dieta alta en azúcares añadidos puede compensar el nivel de azúcar en la sangre, lo que ha llevado a un aumento de los síntomas del acné en algunas personas, de acuerdo con "Skin Therapy Letter", publicado en 2010.

Directrices

El simple añadido de las cerezas a una dieta poco saludable no puede ir muy lejos hacia el mejoramiento de tu salud de la piel. Una forma común de reducir el impacto glucémico de la dieta, según el Instituto Linus Pauling de la Oregon State University, consiste en cortar el consumo de alimentos refinados, como el pan blanco, las pastas y los dulces enriquecidos, y comer más granos enteros, frutas y verduras. Cuando comes alimentos de alto índice glucémico, debes mantener un tamaño pequeño de las porciones, y reunirlos con proteínas o alimentos ricos en fibra para evitar desequilibrios de azúcar en la sangre. Otras ricas fuentes adicionales de vitamina A son las zanahorias, el jugo de zanahoria, la col rizada, las espinacas, el melón y la sopa de verduras. Comer más ácidos grasos omega-3, que se encuentran en el pescado azul, como el salmón, el halibut y la caballa, las semillas de lino y las nueces, puede ayudar a reducir la inflamación del acné.

Sugerencias de platos

La dietista Ellie Krieger recomienda cerezas acompañadas con quinua, un grano integral rico en proteínas, nueces y miel, para un desayuno nutritivo, o la adición de cerezas secas y picadas a la ensalada de pollo al curry para añadir nutrientes y sabor. Para los aperitivos de bajo índice glucémico, consume cerezas frescas o secas como tales o añade al surtido rico o al yogur bajo en grasa. Añade cerezas congeladas a los batidos para un mejor sabor, nutrientes y textura. Las cerezas también son una alternativa a los bocadillos grasosos, como las papas fritas y las papas a la francesa, que pueden contribuir a obstruir los poros y la inflamación.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por javier enrique rojahelis busto