¿Son los caracoles saludable para comer?

Los caracoles son comunes en restaurantes franceses, y puedes preguntarte si este tipo de mariscos es una adición saludable a tu dieta. Los caracoles proporcionan nutrientes esenciales, pero ten en cuenta que la forma de prepararlos es importante, también. Cómelos como parte de una dieta equilibrada, y habla con un nutricionista si no estás seguro de cómo encajarán en tu plan de alimentación.

Control de peso

Los caracoles pueden ser saludables para comer, ya que te pueden ayudar a controlar el peso, si necesita bajar o mantener tu peso actual. Bajar de peso significa limitar tu consumo de calorías para que sea menor que tu gasto. Una porción de 100 g de caracoles tiene sólo 90 calorías. Esta porción proporciona 16 g de proteína, que es un nutriente que satisface el apetito. Los caracoles pueden encajar en un plan de dieta baja en carbohidratos, ya que sólo cuentan con 2 g de carbohidratos totales por porción.

Grasas

Una porción de 100 g de caracoles proporciona 119 mg de ácido eicosapentaenoico, o EPA, por lo que es una opción saludable. El ácido eicosapentaenoico es un ácido graso omega-3 de cadena larga en pescados y mariscos, y un consumo promedio de 250 mg por día de este tipo de ácidos grasos puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón, de acuerdo con las Guías Alimentarias 2010 del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. Otro de los beneficios de los caracoles es que tienen menos de 2 g de grasa total y menos de 1 g de grasa saturada insalubres.

El potasio y el sodio

Los caracoles tienen un nivel saludable (382 mg) de potasio y sólo 70 mg de sodio por porción de 100 g. Una dieta baja en potasio, alta en sodio puede conducir a la hipertensión arterial y aumentar el riesgo de un accidente cerebrovascular, una enfermedad cardíaca o una enfermedad renal. Los adultos sanos deben obtener al menos 4.700 mg de potasio por día y no más de 2.300 mg de sodio.

Otros nutrientes

Necesitas hierro para producir glóbulos rojos sanos y los caracoles proporcionan 3,5 mg de hierro, o casi el 20 por ciento del valor diario. El hierro de los caracoles está en forma de hemo, que es más fácil de ser absorvido por tu cuerpo que el hierro de fuentes vegetales. Otros nutrientes esenciales en los caracoles son la vitamina B-12 y el magnesio. Limita el consumo de caracoles si estás en una dieta baja en colesterol, ya que una porción de 100 g tiene 50 mg de colesterol

Más galerías de fotos



Escrito por natalie stein | Traducido por natalia pérez