¿Para qué son buenas la cúrcuma y la curcumina?

La cúrcuma (turmeric) es una especia obtenida de la raíz y el rizoma de la planta Curcuma longa, que es nativa de India e Indonesia. Las personas han consumido cúrcuma desde hace 4,000 años por su sabor y sus propiedades para mejorar la salud. La curcumina es el el principal ingrediente activo responsable de las propiedades medicinales de la cúrcuma. Usar cúrcuma como especia es una práctica saludable, pero tomar su derivado curcumina como suplemento producirá un efecto medicinal más profundo. Como con todos los suplementos de hierbas, consulta a tu médico antes de tomar suplementos de curcumina.

Beneficios antioxidantes y antiinflamatorios

La curcumina, el ingrediente activo de la cúrcuma, es un poderoso antioxidante. Ayuda a reducir y neutralizar los radicales libres, que dañan y destruyen las células y el ADN. La curcumina también reduce dos enzimas que causan inflamación en el cuerpo y por lo tanto es un efectivo agente antiinflamatorio. Debido a la capacidad de la curcumina para reducir la inflamación, el University of Maryland Medical Center afirma que los suplementos de curcumina pueden ayudar a aliviar los síntomas de osteoartritis, una afección caracterizada por inflamación, dolor y rigidez de las articulaciones.

Lista de los beneficios de los suplementos de curcumina

Tomar un suplemento de curcumina puede ayudar a prevenir y tratar las infecciones bacterianas y virales. los suplementos de curcumina también se usan para tratar problemas hepáticos y enfermedades de la piel, disminuye los niveles de azúcar en sangre en diabéticos y reduce los cálculos renales. Además, puede ayudar a tratar una enfermedad inflamatoria de los ojos conocida como uveítis. No obstante, son necesarias más investigaciones para confirmar la eficacia de los suplementos de curcumina para estos propósitos.

Salud intestinal

La curcumina estimula a la vesícula a producir bilis, y consumir la especia cúrcuma con regularidad, o tomar suplementos con su ingrediente activo curcumina, puede ayudar a mejorar la digestión, reducir la inflamación y los gases y tratar problemas digestivos. Además, los suplementos de curcumina combinados con un tratamiento médico convencional puede ayudar a tratar problemas intestinales como colitis ulcerativa.

Salud cardiovascular

Se supone que la curcumina ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, y puede ser particularmente beneficiosa para la prevención de la arteriosclerosis, una enfermedad caracterizada por un endurecimiento y estrechamiento de las arterias. El UMMC afirma que se ha encontrado que la curcumina disminuye el colesterol total y los niveles de colesterol LDL y evita que la sangre se coagule. no obstante, las investigaciones sobre los suplementos de curcumina para las enfermedades cardiovasculares son preliminares y aún no han sido realizadas en humanos.

Cáncer

Consumir cúrcuma con regularidad o tomar un suplemento de curcumina puede ayudar a prevenir y tratar cáncer. La curcumina parece bloquear el suministro de sangre a los tumores cancerígenos, y en consecuencia a suprimir el crecimiento y la reproducción de células tumorales. Según "Principles & Practice of Pediatric Oncology", una investigación extensiva ha indicado que la curcumina puede prevenir el cáncer en animales. Además, los elevados consumos de cúrcuma han reducido la proporción de cáncer colorrectal, pulmonar y de próstata en humanos.

Precauciones

La cúrcuma es segura para consumo, y los suplementos de curcumina por lo general son considerados seguros. No obstante, el consumo prolongado de altas dosis de extractos de curcumina puede causar malestar estomacal y, en casos extremos, úlceras. Los suplementos de curcumina también puede interactuar con ciertos medicamentos y no deben ser tomados por individuos que toman drogas anticoagulantes o por diabéticos sin supervisión médica.

Más galerías de fotos



Escrito por megan ashton | Traducido por maria eugenia gonzalez