¿Son buenas las barras de proteína después de los entrenamientos?

Las barras de proteína son convenientes, sabrosas y pueden proporcionar nutrientes rápidos para la recuperación después de un entrenamiento. Hay ventajas en comer una barra para ayudarte a recuperar energía, pero antes de hacerlo, vale la pena aprender más acerca de lo que estas barras tienen que ofrecer y cómo se comparan con los alimentos integrales ricos en proteínas.

Beneficios de una barra

No todas las personas que ejercitan están preocupadas por el mantenimiento del peso, pero si es así, una barra de proteína después del ejercicio no va a hacer a hacer ningún daño y puede incluso ayudar. Las barras que están diseñados para ofrecer cantidades abundantes de proteína puede ayudar a frenar tu consumo total de calorías, sentirte más lleno y bajar de peso con éxito. Las proteínas son más saciantes que los carbohidratos o las grasas, y de vez en cuando comer una barra de proteína también puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre, especialmente si la barra también es alta en fibras. Como parte de un plan para bajar de peso, una barra de proteína también puede hacer un reemplazo de una comida razonable y puede ahorrarte cientos de calorías por día.

Más músculo

También hay evidencia de que las barras de proteína pueden promover la ganancia de músculo cuando se comen en conjunto con un entrenamiento con pesas. En un estudio publicado en "Nutrition Journal" en 2004, los sujetos que consumieron barras de proteína y participaron en el entrenamiento de resistencia durante un período de nueve semanas ganaron masa muscular, pero los sujetos que realizaron el entrenamiento sin barras de proteína no lo hicieron. Los beneficios se vieron reflejados, ya sea con barras de soya o barras de suero de leche, lo que apunta a la conclusión de que la fuente específica de la proteína en la barra no es tan importante. De acuerdo con la National Strength and Conditioning Association, la proteína post-entrenamiento alienta el aumento del músculo, reduce el dolor y acelera la recuperación de la formación.

Tu barra ideal

Las barras de proteína varían ampliamente sus ingredientes y la calidad de la nutrición, y vale la pena tomarse el tiempo para encontrar una que sea más saludable para tus necesidades. La entrenadora personal y especialista en trastornos metabólicos Lisa Lynn recomienda la búsqueda de una barra con por lo menos 15 gramos de proteína, así como varios gramos de hidratos de carbono complejos y fibra. Idealmente, la barra debe tener tan poca azúcar como sea posible y sin grasas trans. Lynn recomienda un barra que tenga cerca de 150 calorías, si la estás utilizando como un bocadillo y una que contenga cerca de 300 calorías si actúa como un reemplazo de comidas.

Advertencias

Las barras de proteínas con alto contenido de azúcar y grasas no saludables pueden hacer más daño que bien a tu nivel de condición física, ya que comer una gran cantidad de esas sustancias ha demostrado que aumenta el riesgo de colesterol alto en la sangre, enfermedad cardíaca, aumento de peso y otros problemas de salud. Las barras de proteínas que no están hechas con ingredientes naturales también ofrecen una situación de desventaja, ya que no calidad alta de la nutrición y sustancias protectoras que los alimentos integrales tienen. Antes de agregar barras a tu dieta regular, consigue el visto bueno de tu médico o un dietista registrado.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por mariana nonino