¿Son benéficos los jugos durante el embarazo?

El embarazo es un momento importante para que tomes cuidado de tu cuerpo, tanto para tu propia salud como para la de tu bebé en crecimiento. Hay algunas prácticas que puedes considerar durante el embarazo para ayudarte a obtener nutrientes, así como para mejorar tu salud en general. La extracción de jugos es el proceso de obtener el jugo de los alimentos crudos. Las personas normalmente utilizan una máquina de extracción de jugos para este propósito, pero los jugos también se pueden hacer con una batidora o a mano. Los jugos frescos de frutas y verduras crudas son fáciles de digerir y están lleno de nutrientes que necesitas durante el embarazo.

Más vitaminas

Los jugos proporcionan muchas diferentes vitaminas que las frutas y verduras tienen que ofrecer. De acuerdo con la Minnesota State University, cuando bebes el jugo fresco en lugar de comer las frutas y verduras, puedes absorber hasta un 90% de nutrientes. Por el contrario, al masticar alimentos sólidos y descomponer los nutrientes a través de la digestión, puedes asimilar solamente alrededor del 35%. Puedes obtener un gran porcentaje de vitaminas a partir de los alimentos de los cuales extraigas jugo si estás embarazada. Por ejemplo, tomar vitamina C durante el embarazo ayuda a proteger tu sistema inmunológico, mientras que la vitamina A ayuda a mantener la piel sana, los dientes y los ojos. Puedes obtener éstas y otras vitaminas a partir de los jugos de frutas y verduras como el brócoli, zanahorias, cítricos y fresas.

Ácido fólico

El ácido fólico, que es en realidad la vitamina B-9, es necesario durante el embarazo para proteger a tu bebé de algunos tipos de anomalías que se puedan producir durante su desarrollo, como la anencefalia, espina bífida y otros defectos del tubo neural. El ácido fólico también es importante para el mantenimiento de la placenta, la cual transfiere los nutrientes entre la madre y el bebé durante el embarazo. Uno de los beneficios de los jugos es que es más fácil obtener nutrientes a partir de un jugo en lugar de comer el número equivalente de frutas y verduras cada día. Puedes obtener el ácido fólico en tu dieta, a partir de jugos de frutas y verduras como naranjas, fresas, remolacha, espinaca y brócoli.

Sustituciones

Puedes obtener jugo de algunos alimentos y beberlo como un sustituto para algunos tipos de antojos durante el embarazo. Por ejemplo, si quieres comer una gran cantidad de alimentos salados, puedes considerar hacer jugo alimentos que contengan ácido pantoténico o vitamina B-5, como brócoli, lentejas (lentils) o aguacates (avocados). El jugo de alimentos que contengan cromo puede ser un sustituto para algunos dulces y chocolates. Puedes obtener el cromo de alimentos como manzanas, brócoli, jugo de uva, judías verdes (green beans) y patatas.

El aumento de hierro

El hierro es importante durante el embarazo, tanto para tu salud como para la de tu bebé. La espinaca contiene hierro y otras vitaminas como potasio y beta-caroteno, y el jugo de espinaca puede ayudar a tu cuerpo a absorber el hierro. Necesitas hierro para evitar la anemia, así como para apoyar la producción de hemoglobina, la cual transporta moléculas de oxígeno a todo el cuerpo y al feto. Según la American Pregnancy Association, el hierro también puede evitar entrar en trabajo de parto prematuro o tener un bebé prematuro. Puedes obtener hierro a partir del jugo de otros alimentos como los frijoles, puerros y guisantes (peas).

Más galerías de fotos



Escrito por meg brannagan | Traducido por tere colín