¿Cómo son absorbidos los nutrientes en los huesos?

La nutrición juega un rol crucial en el desarrollo y el mantenimiento de la salud ósea. Los huesos son órganos porosos muy vascularizados, que reciben oxígeno y nutrientes a través de una red de poros interconectados por finos canales cavados en los mismos. El transporte eficiente de nutrientes entre esos diminutos sistemas es vital para mantener los huesos fuertes y saludables.

Hueso compacto


Los huesos compactos contienen diminutas capas cilíndricas que rodean los vasos sanguíneos, permitiendo el ingreso de oxígeno y nutrientes a las células.

El hueso compacto forma la capa exterior dura del hueso. Si lo observas bajo el microscopio, lo que verías serían diminutos pasajes o canales para albergar a los nervios y vasos sanguíneos. Estos vasos sanguíneos alimentan constantemente con nutrientes esenciales como el calcio, el fósforo, la vitamina D, el magnesio, el potasio, el flúor, proteínas y muchas otras vitaminas y minerales necesarios para la formación de los huesos y los procesos metabólicos.

Hueso esponjoso

El huesos esponjoso es un tejido liviano pero fuerte, que se halla principalmente en los extremos de los huesos y articulaciones. Su forma de panal de abejas está llena de secciones llamadas poros que contienen médula ósea, nervios y vasos sanguíneos que transportan nutrientes de hueso en hueso.

Cómo ingresan los nutrientes al hueso

El hueso compacto está compuesto de células especiales llamadas osteocitos, que se alinean en forma de anillos alrededor de canales. Juntas, estas células forma estructuras llamadas osteones. Estos son como tubos gruesos alineados en la misma dirección dentro del hueso, como un ramo de paja, con los vasos sanguíneos en el centro, recibiendo nutrientes vitales y oxígeno, y eliminando productos de desecho. Un canal central en cada osteón contiene vasos sanguíneos que se ramifican y conectan con otros diminutos canales perforados, llevando los nutrientes y penetrando en el hueso compacto hasta llegar a su superficie exterior.

Sistema lacunar-canalicular

Los nutrientes son transportados desde el canal central hasta el resto del ostéon a través del sistema lacunar-canalicular. Pequeños túneles, llamados canalículos, conectan el canal central con poros distribuidos en el ostéon llamados lacunos. Aquí es donde los osteocitos se conectan unos con otros en el canal central para recibir los nutrientes a través de los canalículos.

Consideraciones


La leche es un alimento importante para la salud de los huesos de los niños.

El calcio y la vitamina D son dos de los nutrientes más importantes para tener huesos fuertes y densos durante la juventud, y para mantener la densidad ósea a medida que envejeces. La vitamina D es requerida para absorber el calcio, y sin ella, puedes perder masa ósea, disminuir tu densidad ósea y aumentar las posibilidades de romperte los huesos cuando te vuelves mayor. Debes evitar consumir demasiadas proteínas y sodio en la dieta, ya que éstos contribuyen a la excreción de calcio y aceleran la pérdida mineral de los huesos.

Más galerías de fotos



Escrito por douglas haddad, m.s., c.n., ph.d. | Traducido por mike tazenda