Soluciones para la piel seca y arrugada debido al envejecimiento

Las líneas de la risa por lo general no tienen nada que ver con la risa y, con el transcurso del tiempo, se pueden unir a la multitud de otras arrugas que atraviesan tu rostro. Si bien envejecer es inevitable, las líneas finas y la piel seca no tienen por qué serlo. Si encuentras cada vez más arrugas cuando te miras en el espejo, varios cambios generales en tu estilo de vida y algunos tratamientos tópicos pueden ayudar a afirmar naturalmente tu piel y crear una apariencia más lisa y suave.

Intercambia el suero por la crema

Un humectante intenso no solo combate la piel seca. También puede ayudar a dar volumen a las células de la piel para reducir casi instantáneamente la profundidad y severidad de las arrugas y líneas finas. Si estás luchando tanto contra las arrugas y la piel seca, puede que desees evitar productos anti-envejecimiento livianos, como los sueros y los geles y concentrarte en una crema con una textura más espesa y más emoliente. Alguna de los mejores ingredientes humectantes para una crema del cuidado de la piel, según la crítica del cuidado de la piel, incluyen glicerina y manteca de karité.

Fíjate en los ingredientes activos

Muchos tratamientos anti-envejecimiento de la piel contienen ingredientes proverbiales de "aceite de víbora" que sostienen que sirven a esos fines cuando no cuentan con gran cantidad de investigación científica que los respalde. Sin embargo, algunas cremas anti-envejecimiento realmente sí ayudan a reducir las arrugas; solo necesitas saber qué ingredientes activos buscar. Para un tratamiento efectivo de las líneas finas, las arrugas y otros signos de la edad, usa una crema que contenga algunos de los siguientes: coenzima Q10, retinol, péptidos de cobre o ácidos alfahidróxidos.

Usa filtro solar

Si bien la crema antiarrugas servirá para el uso nocturno, tu crema de día debe contener filtro solar. El sol es una de las causas principales de las arrugas, y puede ser más dañino para la piel muy seca cuyas barreras y defensas de la humedad natural ya se ven comprometidas. Idealmente, tu producto de cuidado de la piel debe tener un SPF mínimo de 30, según afirma la American Academy of Dermatology.

Evita las duchas calientes

Un baño o ducha caliente puede ser muy agradable, pero puede quitarle a las células de tu piel sus aceites y su humedad naturales. Esto puede empeorar la piel seca y por lo tanto la apariencia de tus arrugas. En cambio, báñate o dúchate con agua tibia y limita tu tu baño a 10 minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua duvauchelle | Traducido por irene cudich