Soluciones para el olor de las axilas en mujeres

Aunque el mal olor en las axilas es regularmente asociado con hombres, también puede ser un problema para las mujeres. Este olor ocurre cuando el sudor producido por las glándulas apocrinas se mezcla con las bacterias en la piel. Conforme las bacterias ingieren el sudor, cuyo producto resultante es el olor corporal asociado. Afortunadamente, las mujeres que tienen problemas con el olor corporal tienen muchas opciones para solucionarlo, dependiendo de la severidad del problema.

Desodorante

El desodorante es una de las primeras líneas de defensa para las mujeres cuando se trata de olor corporal. Los desodorantes usan fragancias como forma de cubrir el olor dejado por las bacterias cuando se aplica con regularidad en las axilas. El desodorante para mujeres viene en una variedad de fragancias y muchos contienen humectantes para mantener la piel saludable y humectada, mientras que protegen contra el daño por afeitarse constantemente.

Antitranspirante

Cuando los desodorantes no son suficiente para detener el sudor, las mujeres pueden usar antitranspirantes, que son similares a los desodorantes, excepto que no sólo cubren el olor del cuerpo, sino que también evitan en priemr lugar que el sudor se acumule. Esto se hace usando ingredientes activos como el triclorohidrex de aluminio circonio gly y el tetraclorohidrex de aluminio circonio gly, que bloquean o reducen la producción de sudor en la piel de la axila. Entre menos sudor haya en la piel, menos material tienen las bacterias para ingerir y crear el mal olor corporal.

Medicamentos de prescripción

Cuando los antitranspirantes sin receta no son suficientes, las mujeres pueden ir con su médico y solicitar medicamentos de prescripción. Este tipo de antitranspirantes usan un alto nivel de ingredientes activos, como el cloruro de aluminio, para detener el sudor. Estos fuertes productos pueden provocar efectos colaterales como inflamación y prurito en la piel, de acuerdo con la Mayo Clinic.

Botox

El botox es otra opción para las mujeres que tienen problemas con el mal olor crónico. El botox contiene una potente neurotoxina que los médicos pueden inyectar en las axilas para reducir la producción de sudor. Una vez en la axila, el botox bloquea la acción de un neurotransmisor llamado acetilcolina, sugiere la American Academy of Dermatology. Este neurotransmisor es necesario para que las glándulas sudoríparas funcionen correctamente. Sin él, se reduce la producción de sudor, dando como resultado menos alimento para las bacterias.

Cirugía

Una opción final en casos extremos de mal olor corporal es la remoción quirúrgica de las glándulas sudoríparas de las axilas. Durante este procedimiento, las pequeñas glándulas de tu piel son cortadas, raspadas o succionadas de la piel a través de liposucción. La remoción de las glándulas detiene la producción de sudor en las axilas, eliminando el olor.

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por laura de alba