¿La solución salina ayuda a la nariz tapada de un bebé?

Aunque generalmente la congestión nasal en los adultos no es nada más que una molestia, un bebé con una nariz tapada es un espectáculo lamentable, en algunos casos con tos y ahogo, otras veces jadean y lloran mientras tratan desesperadamente de encontrar la manera de respirar, dormir y comer sin utilizar la nariz. Puesto que el spray nasal contiene solo sal y agua, la solución salina es suave, un recurso efectivo que muchos médicos recomiendan para los bebés que sufren de congestión nasal.

Antecedente

La nariz tapada o congestionada en los bebés es el resultado de la irritación nasal, que a menudo acompaña a una infección del tracto respiratorio superior, infección sinusal o alergias. Las fosas nasales de tu bebé se hinchan y las secreciones mucosas se vuelven más gruesas. Esto produce una sensación de nariz tapada y hace más difícil la respiración nasal, que con frecuencia se convierte en un problema para los niños y bebés, quienes prefieren respirar por la nariz. La solución salina se inserta directamente en las secreciones de las fosas nasales y puede ayudar a aliviar los conductos nasales irritados e inflamados.

Eficacia

La eficacia del spray de la solución salina en la reducción de la congestión nasal de un bebé varía dependiendo de la gravedad y la causa. En la mayoría de los casos, debes notar una mejoría en la respiración después de usar el spray de salina. Maximiza la eficacia de la solución salina al usarla junto a otros remedios caseros para la congestión nasal. Las opciones incluyen humedecer el aire con un humificador de vapor a temperatura ambiente, elevando la cabeza del colchón de su bebé para favorecer el drenaje de moco y animar a tu bebé a beber mucha leche materna o fórmula para mantenerse hidratado.

Método

Haz sentar a tu bebé para el tratamiento de aerosol nasal de solución salina, con la cabeza inclinada hacia atrás o con su cuerpo recostado en su espalda con la cabeza ligeramente elevada. Pon dos o tres gotas del aerosol de solución salina directamente en cada fosa nasal y deja al niño en su lugar durante aproximadamente un minuto para que el spray pueda penetrar profundamente en la nariz. Estimula las secreciones mucosas desprendidas para que drenen de la nariz y haz acostar al niño sobre su estómago. Si sospechas que hay una gran cantidad de moco en las fosas nasales, intenta eliminarlos de forma manual con una jeringa de succión o aspirador nasal. Si optas por utilizar una jeringa de succión, succiona cada fosa nasal una o dos veces; la succión demasiado frecuente puede irritar el delicado tejido que recubre los conductos nasales, lo que podría empeorar la congestión.

Consideraciones

La solución salina pediátrica preparada está disponible para la compra en las farmacias tradicionales o en línea. Si la congestión nasal de tu bebé se desarrolla por la noche y no tienes acceso a una solución salina preparada, haz tu propia mezcla con 1/4 cdta. de sal de mesa y 1/2 taza de agua, recomienda MedlinePlus, un servicio en línea de los National Institutes of Health. Usa agua tibia o a temperatura corporal para minimizar las molestias de tu bebé y desecha cualquier solución salina no utilizada dentro de las 24 horas de haberla hecho.

Más galerías de fotos



Escrito por regan hennessy | Traducido por liz mancilla