Solución hecha en casa para los puntos negros

Los puntos negros son un a forma de acné que se produce cuando los poros quedan obturados con aceite, piel muerta y otros desechos. Si bien generalmente son pequeños, los puntos negros tienen un gran impacto en la forma en la que te sientes sobre tu piel. Tocarlos, pellizcarlos o reventarlos con los dedos no es algo adecuado para tratarlos ya que esto puede provocar cicatrices e infecciones. En su lugar puedes probar algunas soluciones hechas en casa para desvanecer completamente los puntos negros.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • 2 cucharadas de avena
  • Procesador de alimentos
  • Tazón
  • 1 cucharada de agua de rosas
  • Cuchara
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 3 cucharadas de sales de Epsom
  • 1/2 taza de pulpa de calabaza
  • 1/2 cucharada de crema agria sin grasa
  • Olla
  • Toalla
  • Extractor de puntos negros

Instrucciones

  1. Coloca 2 cucharadas de avena en un procesador de alimentos y mezcla hasta que se convierta en polvo. Coloca el polvo en un tazón, agrega una cucharada de agua de rosas y revuelve con una cuchara para crear una pasta. Usa las puntas de los dedos para extender la pasta sobre la zona afectada del rostro. Deja la pasta durante 15 minutos y luego enjuaga con agua fría.

  2. Mezcla 3 cucharadas de agua con 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en un tazón. Masajea suavemente la solución en el rostro durante dos o tres minutos, enfocándote en las zonas que son propensas a los puntos negros. El bicarbonato de sodio trabaja como un exfoliante natural. Enjuaga la piel con agua fría.

  3. Mezcla tres cucharadas de agua tibia con tres cucharadas de sales de Epsom en un tazón. Masajea la mezcla suavemente en el rostro, evitando la zona de los ojos. Enjuaga el rostro con agua fría.

  4. Mezcla 1/2 taza de pulpa de calabaza (usa una calabaza fresca o enlatada) con 1/2 cucharada de crema agria sin grasa en un tazón. Aplica la mezcla sobre el rostro. Déjala durante 20 minutos y luego enjuaga con agua fría.

  5. Lleva una olla grande de agua a un hervor y luego quítala del fuego. Mantén tu rostro al menos a 12 pulgadas sobre la olla y luego envuelve una toalla sobre tu cabeza para crear una tienda que atrape el vapor. Mantén la cabeza en ese sitio durante al menos cinco minutos para que se abran los poros. Después de aplicarles vapor, coloca el lado circular de un extractor de puntos negros sobre un punto negro y aplica una presión suave para quitarlo. Continúa usando el extractor hasta que todos los puntos negros hayan desaparecido. Limpia el extractor con un trapo después de quitar casa punto negro. Si uno no sale, aún no está listo y debes dejar de intentarlo.

Consejos y advertencias

  • Lava tu rostro por la mañana y por la noche con un limpiador suave para combatir los puntos negros. Además debes lavarlo después de hacer ejercicio o de sudar mucho.
  • Cuando te lavas el rostro comienza con agua caliente para quitar la suciedad y abrir los poros. Siempre debes hacer un enjuague final con agua fría. Esto cierra los poros para evitar que se tapen en el futuro y estimula la circulación y reduce la inflamación.
  • Si tienes el cabello graso, lávalo regularmente. El aceite del cabello puede transferirse al rostro y causar puntos negros.
  • Usa maquillaje y productos para el cuidado de la piel que estén etiquetados como no "acnegénicos" o "no comedogénicos". Estos productos están diseñados para la piel propensa al acné.
  • Esteriliza el extractor de puntos negros con alcohol desinfectante después de usarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por alejandra prego