Cómo soltar tus caderas mientras bailas

Los bailarines capacitados consideran que las caderas flexibles son una ventaja. Una mayor amplitud de movimiento en la cadera abastece resultados en movimiento más fáciles, más libres en todo el abdomen. Si entrenas en un estilo de baile en particular, como la salsa, el jazz o la danza del vientre, es posible que entiendas el trabajo de pies básico, pero debes luchar por lograr el dominio relajado de las caderas. Si disfrutas el baile social, pero sientes que tu movimiento de caderas se limita a la pista de baile, toma ejemplos de bailarines profesionales y expertos en acondicionamiento físico y aprender a aflojar las caderas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Estira los flexores de la cadera de forma rutinaria. Los estiramientos básicos pueden aumentar la flexibilidad y rango de movimiento en las articulaciones de la cadera. Calienta tus flexores de la cadera con estiramientos dinámicos como estocadas de lado a lado y de pie desplazándote a través de la habitación. Cuando los músculos y las articulaciones están calientes, acuéstate sobre tu espalda con las piernas extendidas frente a ti en el suelo y con cuidado saca una pierna a la vez en el pecho.

  2. Ponte de pie a una distancia no superior al ancho de hombros cuando bailes para darle a tus caderas la máxima libertad de movimiento. Transferir tu peso entre los pies, le permitirá a tus caderas seguir naturalmente. Evita mover deliberadamente las caderas, en lugar de eso permite que tus caderas se balanceen libremente como consecuencia de tu cambio de peso de un pie al otro.

  3. Dobla ligeramente las rodillas cuando bailes para permitir un desplazamiento más suave, más flexible de las caderas de lado a lado o de adelante hacia atrás. Mantener las rodillas "suaves" aumenta tu rango de movimiento de la cadera, lo que resulta en movimientos de cadera más fluidos.

  4. Relaja los músculos del muslo y deja que tu parte inferior descienda ligeramente entre las rodillas. A medida que tus caderas se balancean en diferentes direcciones, se liberan las tensiones de la cintura hacia abajo mientras que los músculos de la espalda y tu barbilla se mantienen levantados.

  5. Responde al ritmo de la música. Céntrate en la música y deja que el tempo guíe tus pies y las caderas. Relájate y muévete al ritmo para evitar movimientos bruscos, demasiado conscientes.

Consejos y advertencias

  • Cuando bailes salsa o estilos cubanos, mientras se aumenta el tempo, mantén la soltura de tus caderas al realizar movimientos pequeños.

Más galerías de fotos



Escrito por judy fisk | Traducido por cesar daniel gonzález ménez