Las solanáceas y su relación con el dolor propio de la artritis

La artritis, también conocida como enfermedad degenerativa de las articulaciones, puede generar inflamación y síntomas tales como dolor y rigidez en las articulaciones. Existen varios medicamentos se usan para tratar la artritis; sin embargo, algunos cambios en la dieta pueden mejorar la condición de manera significativa. Algunos profesionales de la salud y defensores de la naturopatía creen que las verduras de la familia de las solanáceas, pueden ser responsables del aumento de la inflamación en pacientes con artritis. Como con cualquier régimen de salud natural o alternativa, habla con tu médico antes de hacer cambios importantes en tu dieta.

¿Cuáles son las verduras solanáceas?

Las solanáceas solían llamarse anteriormente familia "de la belladona", que es una maleza común que crece en caminos y carreteras, la cual es altamente tóxica. Las verduras solanáceas incluyen a las papas, las berenjenas, los pimientos y los tomates. El tabaco es también un miembro de la familia de las solanáceas. Pese a que estas verduras no son tóxicas y a menudo son bien toleradas por la mayoría de la gente, sí contienen altos niveles de alcaloides, que parecen empeorar la inflamación en algunas personas. Se cree que el agravamiento de la inflamación puede contribuir a la incidencia de condiciones médicas tales como la enfermedad inflamatoria intestinal, la psoriasis y la artritis, de acuerdo con la información de "The Prescription for Dietary Wellness" ("La receta para el bienestar dietético").

¿Eres sensible?

No todo el mundo se beneficia de una dieta libre de solanáceas. La mejor manera de determinar si las verduras solanáceas pueden estar contribuyendo a las enfermedades inflamatorias que padeces -como es el caso de la artritis- es eliminándolas de tu dieta. La mejora de los síntomas de tu artritis puede demostrar que deberías evitar ciertos alimentos, sobre todo si no ha habido otros cambios más que mejoría. En este caso puede ser muy útil usar un diario de alimentos y llevar un registro de los alimentos que consumes y de los síntomas que se incrementan o disminuyen. Piensa en que después de eliminar todas las hortalizas solanáceas de tu dieta, un dietista o un médico pueden sugerirte iniciar una "reintroducción" de dichos alimentos a tu dieta, de uno a la vez.

Otros alimentos que pueden causar inflamación

Las verduras solanáceas no son los únicos alimentos que se cree, son capaces de provocar inflamación. Los alimentos de origen animal que son ricos en ácidos grasos omega-6 como es el caso de la carne roja, puede aumentar la inflamación del mismo modo que los alimentos grasos y fritos que contienen grasas trans. Los azúcares refinados y las harinas blancas, así como los refrescos ricos en azúcar, los pastelillos y otros productos horneados, pueden causar problemas inflamatorios en algunas personas. Los consumidores con intolerancia a los lácteos o a los granos que se ven afectadas por el aumento en la producción de mucosa gastrointestinal, también pueden sufrir inflamación tras tomar leche y sus derivados. Al igual que con las verduras solanáceas, un nutricionista puede ayudarte a llevar una dieta sin alimentos problemáticos que no comprometa la nutrición.

Alimentos que pueden ser útiles

Se cree que los ácidos grasos Omega-3 que están presentes en los pescados de agua fría como el atún, el mero y el salmón, son antiinflamatorios naturales. Otras grasas saludables como el aceite de oliva, también pueden ayudarte a reducir la inflamación y a sustituir las grasas no saludables en tus platillos. Una dieta alta en vegetales como el brócoli y las espinacas, en combinación con frutas cítricas y bayas, puede proporcionar altos niveles de antioxidantes, que te protegerán del envejecimiento prematuro y del daño en las articulaciones relacionado con la inflamación y otros síntomas de la artritis.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa lind | Traducido por pei pei