¿Qué hace el sodio en el cuerpo?

Tu cuerpo necesita sodio para mantener la presión sanguínea y para diversas funciones nerviosas y musculares comunes. Demasiado sodio puede provocar problemas con la presión sanguínea, lo que deriva en problemas de salud. Es fácil obtener el sodio suficiente mediante los alimentos, de hecho, es probable que estés consumiendo más del que necesitas.

Balance de fluidos

El sodio es un electrolito, lo que significa que tiene un carga eléctrica. Tu cuerpo necesita electrolitos para controlar la presión y volumen sanguíneos. Tus riñones eliminan el exceso de fluidos en el cuerpo mediante la ósmosis, que es un proceso en el que el fluido es absorbido por las paredes celulares. Un nivel específico de sodio, junto con otro mineral, llamado potasio, es necesario para que el exceso de fluidos sea drenado de la corriente sanguínea, a través de las paredes de los vasos sanguíneos y hacia los conductos en los riñones. El exceso de líquido es eliminado a través de la orina.

Músculos y función nerviosa

El sodio es esencial para que los impulsos eléctricos viajen a través de los nervios para que funcionen los músculos. Es parte del sistema de sodio-potasio hallado en las membranas celulares. El sodio es bombeado fuera de las células y el sodio es introducido en ellas, creando una carga eléctrica que lleva a la transmisión de impulsos a lo largo de los nervios. El sistema de sodio-potasio también es necesario para las contracciones musculares.

Obtener el sodio suficiente

No necesitas mucho sodio para realizar estas funciones y el consumir demasiado puede desbalancear los electrolitos. El consumo adecuado de sodio es de 1.500 miligramos al día para los adultos de hasta 50 años; 1.300 miligramos para los adultos entre 51 y 70 años y 1.200 miligramos al día después de esta edad. El sodio se encuentra naturalmente en la mayoría de los alimentos, al menos en pequeñas cantidades, y en grandes cantidades en la salsa de soja y en los alimentos procesados. Los alimentos procesados tienen un alto contenido de sodio si contienen sal para dar sabor o benzoato de sodio o fosfato de sodio como conservadores.

Demasiado sodio

De acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland, demasiado sodio puede provocar una elevación de la presión sanguínea y que los líquidos se acumulen en los tejidos de las personas con fallas cardíacas congestivas, cirrosis o enfermedades renales. La presión sanguínea alta genera estrés en los riñones, las arterias, el corazón y el cerebro. El UMMC sugiere que los adultos sanos deben limitar el consumo de sodio a 2.300 miligramos por día y las personas con presión arterial alta deben permanecer debajo de los 1.200 miligramos diarios.

Más galerías de fotos



Escrito por sheri kay | Traducido por eduardo moguel