Sodio alto y la retención de agua

Si te sientes hinchado después de comer un lote de galletas saladas o un salteado bañado en salsa de soja, no son imaginaciones tuyas. La ingesta elevada de sodio está directamente relacionada con la retención de líquido, sobre todo en personas que son sensibles a los efectos del sodio. Si bien la hinchazón puede ser molesta, la retención de líquidos también puede conducir a condiciones más serias tales como la presión arterial alta y puede ser especialmente problemática para las personas con condiciones médicas existentes. Si, al igual que la mayoría de los estadounidenses, consumes demasiado sodio, es prudente que consideres reducirlo.

Balance de sodio y potasio

Cuando comes alimentos altos en sodio, perturbas el equilibrio normal del sodio y potasio, lo que afecta la capacidad del riñón para filtrar el exceso de agua de la sangre. Como resultado, tu cuerpo se aferra al agua que habría expulsado de otro modo a través de la orina. Un extra de 400 miligramos de sodio, contenido en 1 gramo de sal, pueden conducir a un extra de 2 libras de peso del agua, de acuerdo con The Corner Wellness en Towson University. El peso va a desaparecer una vez que se restablece el equilibrio.

Riesgo de la presión arterial

Dado a que el agua adicional aumenta el volumen de sangre, la retención de agua inducida por el sodio puede conducir a la hipertensión arterial. Esto puede poner presión extra en tus arterias, las que pueden responder creciendo más gruesas. Esto a su vez puede reducir el paso, lo que contribuye a una presión arterial alta. La presión arterial alta es un contribuyente a la enfermedad cardiaca y a los accidentes cerebrovasculares, que son las principales causas de mortalidad en Estados Unidos, según Centers for Disease Control and Prevention.

Otras complicaciones

Hay personas con ciertas condiciones médicas que son especialmente vulnerables a los efectos de la retención de agua por una dieta alta en sodio. Si tienes enfermedad renal o cirrosis del hígado, la acumulación de líquido puede ser grave o incluso mortal. Incluso si no tienes la enfermedad renal ahora, el sitio web Blood Pressure UK se indica que una dieta crónicamente alta en sodio puede dañar los riñones lo suficiente como para causar la enfermedad, lo que dificulta la capacidad del órgano para eliminar las toxinas de tu cuerpo. Si lo dejas sin tratamiento, tu cuerpo podría llegar a verse envenenado con residuos tóxicos.

Consumo saludable de sodio

Para evitar la retención de agua y los problemas de salud producidos, el CDC recomienda consumir no más de 2.300 miligramos de sodio por día. Las personas en riesgo de enfermedades del corazón, cualquier persona mayor de 50 años, los afroamericanos y los diabéticos deben consumir no más de 1.500 miligramos de sodio por día, ya que pueden ser más susceptibles a las complicaciones por las cantidades más grandes. La manera más eficaz de lograrlo es renunciar a las comidas preparadas comercialmente, los aperitivos y las salsas y, en lugar de todo eso, cocinar todo en casa con ingredientes frescos. Por ejemplo, 1 taza de frijoles refritos en lata contienen alrededor de 1.069 miligramos de sodio, mientras que la misma cantidad de frijoles pintos, cocidos sin sal, contienen sólo 2 miligramos, lo que te evita la sobrecarga de sodio.

Más galerías de fotos



Escrito por nina k. | Traducido por gabriela nungaray