¿Cómo el sodio afecta al páncreas inflamado?

Una inflamación del páncreas es el principal síntoma de una condición médica seria llamada pancreatitis. Según Mayo Clinic1, la pancreatitis es la inflamación creada cuando el páncreas secreta enzimas, bicarbonato de sodio y una combinación de las hormonas en el intestino delgado. Se produce cuando la presencia de una enzima digestiva en los tejidos pancreáticos causa un proceso llamado digestión automática. Algunos pacientes que están sufriendo de una inflamación del páncreas o pancreatitis son sometidos a tratamientos de sodio para aliviar los síntomas y el malestar continuo asociado con la enfermedad.

Causas y síntomas

Una inflamación del páncreas se asocia a menudo con pancreatitis aguda o crónica. Generalmente, los síntomas comienzan con dolor abdominal agudo repentino debajo del esternón y se intensifica cuando la condición empeora. Los síntomas periféricos incluyen náuseas, vómitos, fiebre baja, ictericia, pleuresía, mareos, debilidad física, la ansiedad y el desarrollo de la diabetes. Los médicos realizan una serie de pruebas, incluyendo: análisis de sangre, radiografías, ecografías, tomografías computarizadas o resonancias magnéticas para diagnosticar la inflamación en el páncreas. Ninguna prueba puede determinar la causa exacta de la inflamación, en cambio el médico corrobora muchos resultados de las pruebas para determinar un diagnóstico y plan de tratamiento.

Efectos a corto plazo del sodio

Los alimentos que son altos en sodio, como el caldo de pollo y de carne de res, son reconfortantes en el corto plazo. El calor del caldo, en combinación con el sodio que contiene tienen un efecto calmante sobre el dolor abdominal. Del mismo modo, el naproxeno sódico, cuando se utiliza como analgésico puede aliviar el malestar y reducir al mínimo la inflamación del páncreas, dando un alivio temporal para el paciente.

Efectos a largo plazo de sodio

El consumo excesivo de sodio puede ralentizar el proceso de recuperación cuando un paciente sufre de una inflamación del páncreas. En la mayoría de los casos, los pacientes se someten a una dieta baja en sodio, baja en grasa hasta que la inflamación disminuye y el páncreas vuelve a su funcionamiento normal. El naproxeno sódico, como un calmante para el dolor puede ser limitado. A los pacientes se les recomienda tomar ibuprofeno para aliviar el dolor y reducir la inflamación en el abdomen.

Tratamiento

De acuerdo con Drugs.com, no existe un tratamiento específico para la inflamación del páncreas. En la mayoría de los casos, la inflamación disminuirá si un paciente sigue algunas instrucciones simples para su cuidado, como evitar los alimentos altos en sodio y analgésicos a base de sodio, alcohol y azúcares excesivos que hacen hincapié en el tejido pancreático. En los casos graves, se puede producir deficiencia prolongada de sodio, sobre todo cuando el vómito excesivo y la diarrea han sido causados ​​por la inflamación del páncreas. Si se produce la deficiencia de deshidratación o de sodio, puede ser necesaria la hospitalización durante un período de siete a 14 días, por lo que los fluidos intravenosos y nutrición pueden ser supervisados ​​por un médico. Los líquidos intravenosos contienen la cantidad apropiada de azúcares y sodio para que el cuerpo funcione correctamente, incluso si la nutrición no puede ser administrada debido a la severidad de la condición. El sodio y los azúcares son imprescindibles, ya que sin ellos los órganos dejan de funcionar correctamente y se puede producir la deshidratación.

Más galerías de fotos



Escrito por claire plum | Traducido por gabriela nungaray