Cómo sobrevivir el dolor de criar a un adolescente

La autora Elizabeth Stone escribió una vez: "Tomar la decisión de tener un hijo es trascendental. Es decidir para siempre que tu corazón vaya caminando por fuera de tu cuerpo". Aparentemente Stone crió al menos a un adolescente complicado. Si bien no siempre puedes controlar las elecciones que hace tu hijo, puedes adoptar un punto de vista que te permitirá sobrevivir a los momentos a veces desgarradores de criar a un adolescente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Date cuenta de que el dolor es temporal. Aunque no se sienta así ahora, tu joven dejará de ser un adolescente en tan sólo unos pocos años. Una de las razones por las que los adolescentes pueden ser tan difíciles de sobrellevar es que su corteza prefrontal no se desarrolla completamente hasta mediados de los 20 años. Dado que esta es la parte del cerebro que gobierna la toma de decisiones responsables, los adolescentes a menudo toman decisiones que dejan a sus padres sintiendo que les crecerán canas para cuando su hijo crezca. La mejora en la capacidad de tomar decisiones y la madurez suelen acompañar a cada cumpleaños, así que toma los días uno a la vez.

  2. Familiarízate con las tareas de desarrollo de los adolescentes. La mayoría de los padres saben que un bebé podría comenzar a gatear a los seis meses, pero ¿cuántos saben que una de las tareas de desarrollo de la adolescencia es "renegociar sus relaciones con los adultos en su función de padres"? Esta tarea de desarrollo, junto con otras nueve, han sido identificadas por investigadores de la Universidad de Harvard como esenciales para que los adolescentes sean capaces de hacer una transición exitosa a la edad adulta. Una vez que entiendas los desafíos que tu hijo adolescente enfrenta a medida que se convierte en un adulto, puedes sentir menos malestar si vuelve una hora más tarde de la acordada -esto no significa que no le preocupan tus sentimientos, sólo está tratando de afirmar su independencia.

  3. Busca fuentes de apoyo para tu hijo adolescente. Tías y tíos, amigos de la familia y abuelos pueden ser una fuente ideal de sustento emocional para un adolescente. Acércate también a los miembros de la comunidad. Tu vecino, que es un talentoso guitarrista, podría estar dispuesto a mostrar a tu estrella de rock en ciernes unos nuevos acordes y proporcionar un poco de asesoramiento sobre el tratamiento de una ruptura dolorosa en el proceso. Cuando un adolescente tiene otras fuentes de orientación de adultos, además de ti, se quita un poco la presión de encima y le da a tu hijo una perspectiva diferente. Y dolorosamente, las opiniones de otros adultos a menudo se escuchan con más atención que las de los padres.

  4. Busca ayuda profesional si sientes ansiedad o depresión que interfiere con tu vida diaria. Como padre, es probable que pongas una cara fuerte cuando se trata de la conducta desafiante de tu hijo. Puede ser útil para ventilar y resolver problemas con una persona que te pueda enseñar las habilidades para manejar tus propias emociones, mientras que intentas enseñar a tu hijo a mantener las suyas controladas.

  5. Lee libros sobre personas que han tenido dificultades al crecer, pero que han superado los primeros obstáculos. Muchas personas -incluyendo varios individuos famosos- han sobrevivido a experiencias difíciles en la adolescencia y lograron llevar vidas maravillosamente felices y productivas. "Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado", de Maya Angelou; "Jim Carrey", de Nancy Krulik y la biografía de Steve Jobs de Walter Isaacson son decisiones sabias. Date cuenta de que para la mayoría de la gente, la adolescencia es simplemente un intenso escalón a la independencia saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por elise wile | Traducido por sandra magali chávez esqueda