¿La sobrepronación del pie puede afectar jugar al golf?

La sobrepronación se produce cuando el pie gira demasiado hacia adentro cuando caminas o corres. El arco de tu pie se aplana, y todos los músculos y tendones de la pierna giran demasiado para tratar de compensarlo. La sobrepronación no sólo puede causar lesiones en el pie, sino la acción en sí misma puede afectar tu capacidad para practicar deportes, como el golf. El uso de zapatos deportivos especiales que proporcionan apoyo adicional en la entresuela para evitar que el pie se mueva hacia adentro puede ayudar a mitigar algunos de los efectos negativos. Sin embargo, siempre consulta a tu médico si experimentas cualquier síntoma de sobrepronación para saber qué equipamiento y ejercicios son los más adecuados para tu situación.

Poner trabas a tu balanceo al jugar golf

Un balanceo de golf es un asunto delicado, depende de una serie de movimientos del cuerpo que trabajan en simbiosis. El empujón comienza en los pies. Cuando el pie pivota, la cadera gira alrededor de la pierna fija. El pie de atrás debe girar un poco más durante el seguimiento que la pierna delantera. Mantener los pies alineados correctamente es crítico durante el balanceo hacia atrás, junto a una adecuada distribución de tu peso. Si algo falla, si el pie duele o si estás rotando demasiado tu pie, puede hacer fallar el resto del proceso y disminuir la eficacia de tu balanceo.

Disminución del juego

Equivocarte en tu balanceo es sólo uno de los efectos secundarios graves de un pie sobrepronado. Cuando tus pies no están bien estabilizados, tu balanceo se desequilibrará. Esto puede dar lugar a que no seas capaz de golpear la pelota con la mayor intensidad y que tu puntuación en el golf pueda verse afectada. Si se desencadena dolor por la sobrepronación de tu pie, puedes incluso tener dificultades para caminar por el campo de golf y practicar ese deporte en absoluto.

Lesión de la fascitis plantar

Una de las principales lesiones por sobrepronación el pie es el desarrollo de la fascitis plantar. La fascia plantar es un tejido que conecta el arco de tu pie con el talón y los dedos del pie. Cuando se ejerce demasiada tensión sobre la fascia plantar, pueden ocurrir pequeños desgarres en el tejido y podrías sentir un dolor inesperado e irregular en el talón. El dolor suele empeorar cuando estás más activo y la primera vez que te levantas por la mañana. El dolor de esta intensidad puede disminuir tu capacidad para jugar al golf. Si desarrollas una fascitis plantar, sigue el plan de tratamiento establecido por tu médico.

Lesiones adicionales

La fascitis plantar es una lesión que puede hacerte daño tanto a ti como a tu juego de golf al sobrepronar tu pie. La sobrepronación también puede hacer que te balancees mal y desarrolles dolor de espalda y contracturas. Incluso la más mínima postura incorrecta de pronación mientras te balanceas puede desencadenar un dolor severo de espalda. Un mal giro en el balanceo de golf puede causar la aparición de dolor e inflamación en la rodilla. Esto, a su vez, puede dañar aún más tu balanceo de golf, creando un círculo vicioso. La sobrepronación también puede conducir a dolor en la tibia que puede ser debilitante para tu juego.

Medidas correctivas

La corrección de la sobrepronación puede contribuir con la disminución de todas estas lesiones, llevando a mejorar tu juego de golf, pero debes consultar con tu médico antes de comprar cualquier equipo correctivo. Puedes visitar una tienda deportiva y comprar un par de zapatos especialmente diseñados para corregir la sobrepronación. Si padeces de un caso más grave, es posible que necesites comprar aparatos ortopédicos de venta libre o soportes para el arco del pie, o incluso visitar a tu podólogo y hacerte zapatos ortopédicos a medida. Son inserciones que colocas en tu zapato de golf que ofrecen más apoyo a tu pie y corrigen la sobrepronación. Si ya te has lesionado al momento de comprar zapatos y ortesis nuevas, deja que tu cuerpo descanse antes de volver a jugar, y consulta con un médico por un plan de acción y de recuperación personalizado basado en tu situación particular.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie dube dwilson | Traducido por priscila caminer