Como sobrellevar el hecho de tener una hija en la cárcel

Recibir una llamada diciendo que tu hija está presa puede ser traumatizante, confuso y escalofriante. Seguramente no sabes que hacer, no es algo que quisieras discutir con tus compañeros de trabajo o amigos. Entender el proceso de como sobrellevar el hecho de tener una hija en carcel te ayudará a reducir tu nivel de estrés.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Papel
  • Sobres
  • Estampillas
  • Efectivo/Tarjeta de débito
  • Fotos
  • Teléfono

Instrucciones

    Antes de presentarse ante la corte

  1. Llama a la cárcel, el personal de allí tendrá un registro del porqué fue arrestada, cuales son los cargos con exactitud y si tiene fianza de cuanto es. La fianza es el monto de dinero que ella o un fiancista debe pagar para que salir libre hasta el día del juicio. Pregunta a los oficiales de la cárcel cual es la política con respecto a las horas de visita y establece una visita si estará en la cárcel por más tiempo que un par de días.

  2. Determina si quieres pagar su fianza, si tu hija ha estado juntándose con mala compañía, envuelta en problemas con drogas, conducta violenta o si crees que desaparecerá y que no se presentará ante la corte quizás prefieras dejarla en la cárcel hasta el día del juicio. Si firmas por la fianza y ella no se presenta a la corte serás responsable por el monto total de la fianza. Si tu hija trabaja, tiene niños o algún problema de salud deberías pagar su fianza.

  3. Acepta una llamada telefónica, cada cárcel tiene su política con respecto a las llamadas de los reclusos. Paga la cuenta telefónica para que pueda hacerlo, no tienes porque aceptar cualquier llamada pero al aceptar aunque sea una para charlar de lo que pasó, y para determinar como se va a llevar adelante su caso y su vida durante el tiempo que esté encerrada y para decirle que la amas. Esto las hará sentir mejor a las dos. Durante esta llamada, establece cuantas llamadas a la semana aceptarás, cuando será la fecha de su juicio y toda otra información importante.

    Después de la sentencia

  1. Escribele. Las cartas la mantendrán en contacto con el mundo exterior, hazle saber que alguien se preocupa por ella y que puedes darle consuelo. Entiende que quizás ella no pueda escribirte tan seguido como tu le escribes a ella pero esperar que responda cada tantas cartas es razonable.

  2. Envíale fotos. La mayoría de las cárceles tienen reglas con respecto a la cantidad de fotos que se pueden enviar por vez y cuantas puede tener en la celda. Averigua en la cárcel cuales son los límites y envía fotos regularmente para que ella las intercambie. Muchas cárceles tienen reglamentación con respecto a cuanta piel se debe mostrar en las fotos. Además, puedes preguntar si los artículos impresos y los papeles pintados se aceptan. De esta manera, si ella tiene niños, ellos le pueden enviar dibujos pintados y tú puedes enviarle hechos graciosos e interesantes que puedes imprimir de Internet. Si no se permiten las impresiones a color, cambia la impresión a blanco y negro e imprime todo aquello que quieras enviarle.

  3. Visitala. En la cárcel te dirán los horarios de visita los cuales son diferentes ahora que ha sido sentenciada. Durante las visitas sé alegre, mantén a tu hija informada con respecto a su familia y sus amigos y hazle saber cuanto la amas. Estate cerca de ella aunque no apruebes lo que hizo.

  4. Pon dinero en su cuenta. Las carceles tienen cuentas en las cuales puedes poner dinero a nombre de tu hija y así podrá comprar algunos objetos de la lista de la cárcel. Cosas como objetos de higiene, papel, lápices, estampillas, comida y tarjetas de felicitaciones son algunos ejemplos de las cosas que puede encontrar en la lista. No se necesita mucho dinero; US$10 o US$20 a la semana le darán todo lo que necesita. Ten en cuenta que ver a la enfermera puede costar dinero extra que será tomado de su cuenta. Llama a la cárcel para saber el costo de la visita a enfermería y cual es el proceso de la cárcel para poner dinero en la cuenta de tu hija.

  5. Cuida de ti misma. El hecho de tener una hija en la cárcel es desgastante. Recuerda que debes tomar tiempo para ti misma y debes continuar con tu vida aunque ella no esté por el momento. Ella está allí por si misma. Hazle saber que la amas, envíale fotos, visitala cada vez que puedas pero no te metas a ti misma en una cárcel personal por el tiempo que ella no esté. Es injusto para ti y para ella que tú hagas eso.

Consejos y advertencias

  • Únete por Internet, a un grupo en el que puedas conocer a otros padres que tengan sus hijas en la cárcel.
  • No rompas ninguna de las reglas con respecto a las visitas ya que de lo contrario podrías perder el derecho de visita, y en algunos casos podrías ser acusada criminalmente.

Más galerías de fotos



Escrito por candace webb | Traducido por liz mancilla